Las 4 extraordinarias cualidades del amor según el budismo

Edmeé García / 2016-09-19

El amor es maravilloso, sobretodo si es de verdad, es decir si trasciende la atracción o el apego para transformarse en una emoción positiva y transcendente que puede contribuir a la expansión de nuestra consciencia.  A través de la historia diferentes personas han hablado del amor, pero pocos quizá lo han hecho con la claridad de las enseñanzas de Buda.  De tal manera que los practicantes de la doctrina budista como parte de su formación aprenden 4 prácticas que les ayudan a desarrollar 4 cualidades del amor también como “Brahmaviharas” o nobles moradas. 

 

Cuenta la historia que un día un Brahman, es decir un miembro de la casta superior de la india le preguntó a Buda cómo podría estar seguro de que regresaría a Brahma, es decir el Dios Universal, después de morir. La respuesta del sabio iluminado fue:

 

“Como Brahma es la fuente del amor, para habitar en él debes practicar las Brahmaviharas: amor compasión, gozo y ecuanimidad”. 

 

Por esta razón estas 4 cualidades siguen siendo cultivadas por los budistas:

 

1. Amor benevolente

La primera noble morada también es conocida por su nombre en sánscrito “maitri” o en pali, “metta” y comúnmente es traducida como amor, o amor benevolente.  Aunque esta cualidad no se refiere al amor romántico de la  cultura occidental, sino a un amor más desinteresado y entregado pero sin apegos y en este sentido más parecido a una amistad sublime que aun tórrido romance.  Antes hemos mencionado los pasos para el cultivo de maitri o metta, es decir de amor incondicional y puedes consultar la información aquí. 

 

2. Compasión

Esta segunda noble morada también es conocida bajo el nombre de “karuna” y se refiere a la intención y capacidad de aliviar el sufrimiento de otros o aligerar sus cargas. Al realizar la práctica para el desarrollo de esta cualidad es importante tener un instructor que nos ayude a darnos cuenta de las diferencias entre la compasión y la lástima. Además de mostrarnos los pasos de la práctica para poder desarrollar esto en nosotros mismos. 

 

3. Gozo

La tercera brahmavihara lleva el nombre de “mudita” o gozo, pero este tipo de alegría no se refiere únicamente al ánimo festivo que sentimos cuando nos ocurre algo bueno. También se trata de desarrollar la disposición de celebrar los logros de otros, en lugar de tener envidia.  “Mudita” es una fuente de felicidad por excelencia ya que amplía nuestro rango de posibilidades de regocijo. 

 

4. Ecuanimidad

Esta cualidad es conocida como “upeksha” y no quiere decir que seamos indiferentes. Ya que a indiferencia en el budismo es una emoción de frialdad y rechazo, por lo tanto no es algo que se deba cultivar. “Upeksha” quiere decir “mirar por arriba” o tener una perspectiva que nos permite ir más allá del apego, la discriminación y los prejuicios  para amar desde una claridad superior. Esta cualidad contiene la sabiduría de la igualdad que nos permite trascender el hábito de discriminar y por lo tanto abrir nuestro entendimiento para entender tanto nuestra visión como la de los otros. 

 

En la medida en que practicamos para desarrollar estas 4 cualidades del amor, nuestra felicidad aumenta, ya que nuestra visión del mundo se transforma e influye de manera determinante cómo nos relacionamos con él. Además puede traer un nuevo entendimiento y claridad a nuestra vida, pues en palabras de Buda: 

 

“El odio no cesa gracias al odio, sino gracias al amor. Esta es la ley eterna”.

 

 

Con información de Uplift Connect 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: