Kintsugi: el arte de la resiliencia

/ 2015-10-26

El Kintsugi es el arte japonés de reparar las grietas de la cerámica utilizando resina espolvoreada con oro. Los japoneses creen que las grietas son parte de la historia de un objeto y lo vuelven único, por lo tanto, deben ser exaltadas para conferirle un mayor valor. Por otro lado, la resiliencia es la capacidad que tiene una persona de superar circunstancias adversas o de dolor emocional, curiosamente este término proviene de la odontología y se refiere justamente a la capacidad de los tejidos blandos de las piezas dentales para regenerarse una vez fisurados. 

 

Para los artistas Kintsugi las grietas y fisuras no deben ocultarse y el proceso de restauración no consiste en que no se note que alguna vez existieron, sino todo lo contrario. Una vez que un objeto se ha roto o agrietado, se le coloca una pasta de resina y antes de dejarla secar se le espolvorea oro. De este modo la restauración es una forma de revalorar el objeto a partir de su historia y celebrar sus defectos en lugar de pretender que no existen.

 

Las personas también podemos aplicar el Kintsugi en nuestras vidas, cuando hemos sufrido una circunstancia traumática que ha dejado huella en nosotros, no intentemos hacer como si nada hubiera pasado, abracemos esa experiencia y celebremos lo que ha dejado en nuestras vidas. Si sabemos permitirlo, cada evento traumático en nuestras vidas nos convertirá en personas más sabias y valiosas.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: