Estas son las 3 razones por las que debes ser más compasivo contigo mismo

Harmonía / 2016-08-02

Todos tenemos un diálogo interior  que en ocasiones puede volverse nuestro peor enemigo. Esta voz que es como un crítico interno, puede reaccionar de distintas maneras, a veces te descalifica, otras te agrede. Especialmente si tiendes a ser demasiado duro o exigente contigo mismo. Si este es tu caso, puede ser que temas enfrentar a tu crítico  porque crees que entonces dejarás de esforzarte ya que la presión que ejerce sobre ti, te mantiene motivado. Esto no es verdad. Imagina por un momento cuánto tiempo y energía tendrías a tu disposición sin en lugar de obstruir tu camino, te dejarás ser y hacer. ¡Y qué cosas podrías hacer con estos recursos! Además una mayor disponibilidad de tiempo y energía no es lo único que puede darte el desarrollar mayor compasión para contigo mismo. De hecho estos son algunos beneficios adicionales:

 

1.  Sanar tu relación con la comida y con tu cuerpo

Juzgarte o mortificarte por tus elecciones en cuanto a comida puede llevarte a desarrollar  desórdenes alimenticios  y una relación nociva con los alimentos. Además de que la culpa es uno de los sentimientos más tóxicos que existe, el reprocharte con constancia puede llevarte a darte atracones de comida en busca de ser reconfortado emocionalmente. Un estudio publicado en el diario “Body image” encontró que: 

 

“Sin importar su peso, las mujeres con mayor compasión para consigo mismas, tienen una mejor imagen corporal y menos preocupaciones con respecto a su peso, cuerpo, complexión o forma de comer”. 

 

2. Mejorar tu capacidad de manejar el estrés.

La práctica de compasión tiene muchos beneficios fisiológicos que pueden ayudar a tu cuerpo a manejar los estímulos de estrés. De acuerdo  Bernard Golden, el autor de “Superando la ira destructiva”:

 

“Los sentimientos y pensamientos de compasión pueden afectar tu cuerpo físicamente, creando un sentimiento de seguridad, calma, conexión y cuidado. Esto pasa en parte debido a la secreción de oxcitocina, que impide el surgimiento de ira. La oxcitocina reduce el estrés y la irritabilidad. Las investigaciones sugieren que evocar compasión también activa el nervio vago que crea calma”. 

 

3. Fortalecer tus relaciones personales. 

Cuando somos más bondadosos con nosotros mismos también es más fácil ser considerados con otros, de tal manera que también los tratamos más compasivamente. De tal manera que desarrollar esta cualidad también mejora nuestra relación con otras personas. De acuerdo a la psicoterapeuta Chantal Marie Gagnon: 

 

“El beneficio más importante de la compasión para con uno mismo es que simultáneamente mejora nuestro bienestar y el de nuestras relaciones. Cuando tenemos mas compasión con nosotros mismos, perdonamos más a los demás y nuestras relaciones mejoran porque las personas sienten que somos bondadosos”. 

 

Es importante señalar que desarrollar compasión con el propio ser no es lo mismo que ser egocéntrico.  La compasión es simplemente tratarte a ti mismo con la misma consideración y cuidado que le proporcionarías a alguien que amas.  De acuerdo con Kristen Neff, una de las investigadoras más reconocidas en este tema, los tres componentes de la compasión para que nosotros mismos son: bondad, consciencia plena o mindfulness y el sentimiento de una humanidad compartida. Esto quiere decir que debemos ser comprensivos con nosotros cuando cometemos errores. Por otro lado, el sentimiento de humanidad compartida se refiere a entender que los contratiempos y dificultades son parte de la vida de todas las personas. Finalmente el elemento de consciencia plena tiene que ver con desarrollar la capacidad de observar tanto nuestros pensamientos como nuestras emociones sin juzgarlos. De tal manera que para cultivar esta cualidad puedes apoyarte en prácticas de meditación como mindfulness y también en la meditación de  metta o desarrollo de amor incondicional. 

 

¿Crees que te tratas muy duramente? Quizá ha llegado el momento de dejar de hacerlo. Recuerda las sabias palabras del XV Dalai Lama: 

 

“El amor y la compasión no son lujos, son necesidades y sin ellos la humanidad no puede sobrevivir”. 

 

Con información de Headspace 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar