El simbolismo del Mono de Fuego: un año de explosividad pura

Harmonía / 2016-02-11

Como seguramente ya saben, este año el calendario astrológico chino está regido por el mono de fuego. En el calendario chino se tiene el equivalente a los 12 animales de las constelaciones de occidente, pero se utiliza una combinación de cinco planetas a diferencia de los siete planetas del sistema astrológico antiguo occidental. De la misma manera que en la cosmología occidental el siete es el número que rige todo movimiento y cualidad, en China es el cinco.

 

Generalmente se traduce el esquema conceptual chino de las cinco fases y cinco planetas , como cinco elementos, sin embargo esto es impreciso, se habla más bien de cinco movimiento o cinco aspectos de energía incrustados en un ciclo de transformación perpetua. El término para esto es Wu (que significa 5)  Xing (significa movimiento). Algunos astrólogos consideran que el signo del Mono es equivalente a Leo, el movimiento de fuego es equivalente a Marte, lo cual hace una combinación sumamente explosiva para este año.

 

El mono en la astrología china remite al legendario rey mono Sun Wukong, protagonista del clásico de la literatura china El Viaje al Oeste. Sun Wukong primero exhibe un carácter propenso a la rebeldía y a la concupiscencia, constantemente cediendo a las tentaciones hasta que después de una transformación logra controlar su personalidad sin perder sus enormes poderes. La historia cuenta que el Rey Mono se rebeló contra el cielo y el supremo poder del Emperador de Jade, pero luego fue amansado y llevado a la doctrina por Buda. Antes se había dado un festín con las píldoras alquímicas de la inmortalidad de Lao-zi y también había robado uno de los duraznos de la inmortalidad de la Reina Madre del Oeste, con eso clásico comportamiento travieso que lo caracteriza

 

La famosa frase de que "la mente es como un mono que cambia de rama", tan usada en la meditación viene a colación y de hecho se dice que el monje Xuanzang utiliza una corona con un lazo para mantener a raya a Sun Wukong. La corona o diadema es un regalo del Buda de la compasión Guanyin y cada vez que el monje reza el mantra Om Mani Padme Hum, el mono siente la restricción y regula su conducta. Esta imagen del lazo para controlar a un animal salvaje se utiliza metafóricamente en muchos textos en el budismo y en realidad se refiere al control de la mente, algo similar a la metáfora platónica del auriga del alma. 

 

Asociados con el mono están el caos, lo indomable, la fuerza sin brida, el desperdicio de energía, pero también algunos aspectos positivos como es la nobleza, el dinamismo, la valentía, un espíritu lúdico, que no se toma en serio la realidad (puesto que de todas maneras es vacía e impermanente) (Sun Wukong significa "que ha despertado al vacío"), la espontaneidad y la genialidad de la energía. El mono y la combinación del elemento de fuego tienen mucho qi, quizás demasiado y ese es un problema, puesto que mucha energía que no se controla llega a inundar, incendiar y dilapidar los recursos que se tienen.

 

Tradicionalmente se asocia al mono con el elemento de metal, regido por Venus y el pulmón, la emoción de la tristeza y la cualidad de la intuición. Además el metal está asociado con el viento por lo que la combinación es altamente flamable.  El fuego está asociado con Marte y con el corazón, la alegría y el coraje. En este sentido podemos decir que la explosividad y la gran mutabilidad que presenta este año según la astrología china deberá  de equilibrarse, tomando en cuenta que las grandes emociones pueden enfermar. Una forma de domarse es a través de la fuerza del corazón (que es considerado el Emperador del cuerpo, una mente superior) puesto que de otra forma el mono tiende a desbocarse a inunda o a inflamarse, siempre volátil y mutable. Debe encontrarse el balance entre la alegría y la tristeza, entre el exceso de energía y los sobresaltos y bajones que vienen cuando no se maneja con prudencia. Puede que vivamos un año de mucha violencia y caos, por lo que habrá que dentro de la tormenta mantener la calma, tomar las riendas del mono y mantener quieto su instinto locuaz. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar