¿Descubrieron científicos que una persona puede extraer energía de otra?

Harmonía / 2016-10-13

Desde hace un par de años han circulado en la red una serie de artículos virales que sostienen que es posible que una persona absorba energía de otra, como una especie de vampirismo energético legitimado por la ciencia. Esto ha vuelto a aparecer bajo la rúbrica iterada en distintos medios de "La ciencia confirma que las personas pueden extraer energía de otros". Incluso se usa el término "oficialmente". Esto, en realidad ,es una interpretación muy liberal de un estudio publicado en la revista Nature que descubrió que la alga Chlamydomonas reinhardtii es capaz de absorber energía de otras algas y no sólo se alimenta, por así decirlo, de la fotosíntesis.

 

De aquí una "sanadora energética", la Dr. Olvia Bader-Lee, quien ha sido citada por cientos de medios, deduce que "cuando estudios de energía sean más avanzados en los siguientes años, eventualmente, veremos que esto puede trasladarse a los seres humanos. El ser humano es en muchos sentidos como una planta, necesita obtener energía para alimentar sus estados emocionales y esto puede energizar sus células o causar incrementos hormonales...".  

 

Las palabras de esta sanadora le han dado liciencia aparentemente a muchos medios y blogs para concluir que el ser humano extrae energía de otros seres humanos. Los autores del estudio de la alga que se alimenta de celulosa vegetal de otras plantas, seguramente no los secundarían, todo lo contrario. Dicho lo anterior, esto no significa que no exista la posibilidad de que el ser humano extraiga energía de otro ser humano. En cierto sentido esto ocurre todo el tiempo, y es que los pensamientos y las emociones se transforman en energía. Sólo escuchar la voz de una persona con la cual estamos conectados emocionalmente, o saber que la vemos a ver, nos hace animarnos y hacer todo tipo de cosas que no haríamos por nuestra propia cuento. Esto es justamente una de las definiciones de energía, la capacidad de hacer un trabajo. 

 

El maestro budista Thinley Norbu Rinpoche ha definido el amor como la capacidad de dar energía a otra persona.  Esto es una definición mucho más positiva y constructiva que lo que se ha "extraído" de esta cadena de notas virales: comprobar si ciertas personas nos chupan. 

 

Por otro lado, estrictamente, no somos más que nodos de energía subatómica que está sugriendo y desapareciendo cada instante y la barrera entre los cuerpos no es tan definida como creemos --la piel es lo mismo barrera que membrana permeable. Así que compartimos un mar de energía --el vacío cuántico-- y estamos entrecruzados por sus fluctuaciones. El Dr. Fritz Albert Popp ha sugerido que los seres vivos emiten biofotones y que absorben en sus células estos fotones de la energía solar. Esto, sin embargo, no es lo mismo a decir que intencionalmente podemos absorber componentes energéticos, medidos bajo cierta unidad de medición establecida, de otras personas. O al menos no tenemos información científica que pueda comprobarlo actualmente.

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar