¿Cómo atraer el amor a través de un ritual con cuarzos?

Harmonía / 2016-11-04

Cada cuarzo contiene una vibración particular  que se expresa en las distintivas características de cada uno de estos cristales para ayudarte. Cada uno trabaja con un centro de energía e información diferente en tu cuerpo o chakra, de tal manera que te permiten explorar diferentes partes de ti o sanarlas. Puedes utilizarlos para protegerte, liberar problemas del pasado, complementar el tratamiento de dolencias físicas, disolver bloqueos, desarrollar tus diferentes talentos y trabajar con tus emociones. Por ejemplo, el jade negro protege tu aura contra la negatividad, mientras que la magnetita la fortalece. Por otro lado, la labradorita puede ayudarte a no perder energía innecesariamente, mientras que el cuarzo ahumado asienta la energía y te apoya para disolver los patrones negativos.

 

Aunque, cuando se trata de amor, tu mejor aliado es el cuarzo rosa, pues su vibración es la del amor incondicional y trabaja directamente con el chakra del corazón, de tal forma que te permite aprender la esencia verdadera y el amor, purificando tus emociones en todos los niveles y promoviendo el amor propio. Además tiene la capacidad de calmar las emociones y proporcionar seguridad, de tal forma que hay quienes recomiendan su uso en casos de trauma. 

 

Te puede interesar: 7 cristales para potenciar tu desarrollo espiritual

 

Puedes colocar un cuarzo rosa sobre tu cama para atraer el amor, pero toma en cuenta que es muy eficaz, así que si sientes que todo va demasiado rápido puedes usar una amatista para calmar un poco las cosas. Por otro lado, si ya tienes una relación el cuarzo rosa puede contribuir a dotarla de armonía o devolverle la confianza. Pero sobre todo, este generoso cuarzo rosado te ayuda a aprender una de las más valiosas lecciones del amor: cómo amarte a ti mismo. A la par, si lo que estás buscando es una suerte de ritual para invocar al amor en tu vida, puedes seguir las indicaciones de la experta en cristales Judy Hall, para lo cual necesitarás velas, cuatro piezas de cuarzo rosa y una amatista grande. Luego debes seguir los siguientes pasos: 

 

1. Colca tus cristales y cuatro velas sobre una mesa cubierta con un mantel suave, de preferencia seda. Cada vela debe ser posicionada en cada una de las cuatro direcciones: norte, sur, este y oeste. Mientras las enciendes dale la bienvenida a tus guardianes y pídeles que te mantengan protegido. 

 

2. Luego toma tus cuarzos rosas con las manos y siéntate frente a la mesa. Si cada piedra fuera demasiado grande como para trabajar con ellas al mismo tiempo, hazlo de una en una. Cierra tus ojos y sintonízate en silencio con su energía y deja que fluya por tus manos y brazos hasta llegar a tu corazón. Cuando esto último suceda, déjate sentir cómo se abre y expande y toca con los cuarzos tu corazón. 

 

3. En voz alta di: “Soy un imán de amor. Doy la bienvenida al amor en mi corazón”. Luego pon los cristales en la mesa alrededor de la amatista y agrega: “y al amor de mi vida”. Siéntate durante unos momentos en silencio, con tu mirada fija en los cuarzos. Cuando estés listo para terminar, ponte de pie y apaga las velas mientras repites: “Envío vuestra luz y amor al mundo”. Puedes dejar los cristales sobre la mesa o colocarlos alrededor de tu cama. 

 

 

Con información de La biblia de los cristales, de Judy Hall

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te gustan los cuarzos? ¿Cuál es tu favorito?

Te podría interesar

Te podría interesar

espiritu/lecciones_espirituales_que_deberiamos_aprender_de_nuestras_mascotas