Aprender a ser paciente puede mejorar tu vida más de lo que te imaginas

Harmonía / 2016-07-28

De acuerdo con el filósofo danés Soren Kierkegaard: “La paciencia es necesaria, uno no puede cosechar inmediatamente lo que ha plantado”. Lo cual tiene mucho sentido, pero ¿cómo desarrollar paciencia en un mundo demandante, competitivo y dominado por la prisa? Para responder esta pregunta, necesitamos entender que la paciencia es la habilidad de tolerar las esperas y retrasos o frustraciones sin agitarse o alterarse. Esta es la habilidad  que nos permite controlar nuestros impulsos y emociones y encontrar la calma necesaria para actuar juiciosamente frente a las dificultades. La palabra paciencia en latín tiene su raíz en pati, que significa sufrir, soportar, resistir o sobrellevar y esto deja claro porque no es algo fácil para la mayoría de nosotros. Pero desarrollar paciencia tiene muchos beneficios, entre ellos:

 

1. Menos estrés y más felicidad. 

Cuando aprendes a practicar la paciencia empiezas a enojarte menos y paulatinamente te sientes menos estresado y agobiado. Esto te proporciona un mayor control sobre tus emociones y te pone en una mejor posición para manejar las situaciones difíciles. Lo cual incrementa tu bienestar y niveles de felicidad. 

 

2. Mejor salud general.

Los pensamientos y emociones están relacionados con reacciones en el cuerpo.  El estrés tiene un efecto pernicioso tanto en tus emociones como en tu salud física. Lo que sientes afecta procesos como el sueño y la digestión. Por otro lado, la tensión acumulada en el cuerpo provoca dolor  y una sensación de incomodidad constante. De tal manera que liberar estrés puede ayudar en todos estos sentidos. 

 

3. Buenas decisiones.

La paciencia te permite no tomar decisiones impulsivas y esto te da tiempo para evaluar mejor las situaciones.  De tal manera que puedes tomar decisiones más racionales, después de sopesar las ventajas y desventajas de cada cosa. Las personas pacientes  son mejores resolviendo problemas porque pueden tolerar la frustración sin perder lucidez. 

 

4. Mayor empatía y compasión.

Las personas que tienen paciencia entienden que lograr algo toma varios intentos y que con frecuencia las cosas difieren de como las imaginamos. Por lo cual tienden a ser más empíricos con los demás, lo cual también les permite ser compasivos. Estas dos cualidades están detrás de la felicidad, las buenas relaciones y una mejor calidad general de vida. 

 

5. Aprecio del proceso.

La satisfacción inmediata de un resultado rápido puede resultar muy atractiva, pero el verdadero crecimiento requiere de tiempo y energía. Las personas pacientes aprenden a preciar el proceso de desarrollo de cada proyecto y de su experiencia misma. Si no estás angustiado o ansioso por llegar a la meta es más fácil apreciar el camino. Probablemente a esto se refería Jean Jacques Rousseau cuando dijo :“ La paciencia es amarga, pero sus frutos, son dulces”. 

 

Conocer los beneficios de cultivar paciencia puede motivarte a continuar intentándolo todos los días. Pero si necesitas un poco de inspiración adicional estás 15 frases pueden  ser lo que estás buscando. 

 

 

Con information de Code of Living

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: