7 consejos para elegir un maestro espiritual

/ 2016-02-22

A pesar de que la realización del ser es una tarea individual, para llegar a dicha claridad de visión, el buscador necesita de un maestro espiritual o gurú, como se le denomina en el hinduismo. En el  Guru Gita, texto de esa tradición, se describe al gurú como “un disipador de la oscuridad”. Elegir un maestro espiritual apropiado es una cuestión de fundamental importancia. Ya que el maestro debe guiar a la alumno a través de un camino que le es invisible. El alumno debe depositar en su mentor toda su confianza, lo cual requiere que esté seguro de que su maestro se interesa por él y tiene la sabiduría necesaria para guiarlo.  

 

En palabras de Paramahamsa Yogananda ,fundador de la Self Realization Fellowship, un guru:  “Es aquel que en su realización ha conocido su identidad con respecto al Espíritu omnipresente. Sólo él está calificado para llevar al buscador en su viaje interior hacia la perfección”. He aquí algunos puntos a considerar si estás en búsqueda de un maestro espiritual. 

 

1.  Un buen maestro practica lo que enseña.

Empecemos por lo básico si detectas incongruencias entre las palabras y las acciones de un maestro es mejor que lo dejes pasar.

 

2. Habla en un lenguaje sencillo. 

Se dice que el Buda impartió de muchas maneras distintas su enseñanza porque quería que todo tipo de personas pudieran tener acceso a ella. La maestría consiste en hacer sencillo lo complicado, no al revés. No te dejes impresionar por una retórica barroca.

 

3. No trata de asumir control sobre tu vida.

Un buen maestro no tratará de controlar tu vida o tus relaciones. Evita a aquellos con rasgos manipuladores y controladores. Un legítimo maestro espiritual no te pedirá que hagas algo violento, ilegal o en contra de la ética. Tampoco intentará controlar tus finanzas.

 

4. Un guía espiritual legítimo no se enfoca en la riqueza, la fama o el poder. 

Desafortunadamente no han faltado personas deshonestas que sólo buscan adoradores para su ego.  O aquellos que se aprovechan de la fe de las personas para intentar llenar sus bolsillos. Si detectas que el maestro se regodea en la adoración o vive lujosamente es mejor que te alejes. 

 

5. No exige que creas ciegamente.

Un buen maestro espiritual aceptará que tras escuchar sus enseñanzas, las analices y tomes tus propias decisiones al respecto. Además estará abierto a tus preguntas y buscará la manera en la que puedas absorber mejor la enseñanza de acuerdo a tu temperamento y condiciones. Mantente alerta sobre cualquier visión extrema o dogma, un verdadero maestro espiritual respeta tu libre albedrío y tu capacidad de elección. 

 

6. Si sientes que algo está raro, sigue tu intuición.

Si no puedes poner en palabras qué es lo que se siente “raro”con respecto a cierto guía pero sientes que algo no está bien, hazte caso. Puede que ahora no sepas que es, pero hay una serie de percepciones, como lenguaje corporal, tono de voz, etc., que no siempre podemos expresar usando lenguaje pero que nos permiten a evaluar una situación.  Quizá el tiempo te ayude a entender porqué te sentías así. 

 

7. No te culpes si tienes una mala experiencia. 

Si tienes un encuentro desagradable con un falso maestro espiritual no te enojes contigo. Saca lo mejor de ello analizando qué proyecciones pudiste hacer sobre esta persona. Los manipuladores se aprovechan de las fragilidades de los demás. Aprender más sobre tus puntos débiles puede ser muy valioso y proveerte de crecimiento personal si lo sabes aprovechar. 

 

Fuente: Science and nonduality 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: