5 prácticos tips para que la meditación sea una parte de tu vida y se quede

Juan Silva / 2016-04-11

Una vez que conoces los beneficios de meditar, el siguiente paso es lograr que tu práctica de  meditación se convierta en parte de tu día a día de manera natural. Esa parte es la difícil: tenemos muchas distracciones y si sólo dependemos de nuestra fuerza de voluntad o de lograr hacer espacio para meditar, estamos casi fritos.

 

La mayoría de mis alumnos de meditación se enfrentan con esa dificultad, afortunadamente hay muchas maneras de sortear el obstáculo y aquí te comparto mis favoritas:

 

1. Sé creativa o creativo. No es necesario que siempre medites en tu cojín de meditación, en el espacio que designaste para ello, con incienso ropa cómoda y todo. Prueba a meditar por unos minutos en el transporte público, no tienes que cerrar los ojos, puedes intentarlo también sentado  en una cafetería. Existe también la meditación dinámica, prueba a convertir alguna actividad de tu vida diaria en meditación, como lavarte los dientes, cocinar o caminar.

 

2. Sé flexible con tus horarios. Si por la razón que sea no pudiste meditar por la mañana antes de salir al trabajo, medita 5 minutos en la noche o antes de comer. Busca otros horarios donde puedas meditar, si te das 3 o 4 espacios diarios para meditar y 1 sale mal, tienes otras 2 o 3 oportunidades más en el mismo día.

 

3. Usa recordatorios. En mis primeros días meditando me funcionó muy bien poner un post it por la noche en una de las llaves de la regadera, para verlo a la mañana siguiente, el post it decía "transforma la ducha de hoy en meditación, no hay pretextos". Prueba a dejarte notas en la regadera, en la cafetera, dentro de un cuaderno, recordatorios en el teléfono, ayudan a  no perder la motivación y a no dejarnos llevar por los viejos hábitos.

 

4. Date premios. Por cada sesión de meditación lograda o por cada 3 días continuos de meditar  por ejemplo, regálate un chocolate o una comida rica. Como si entrenaras un perrito. 

 

5. Sé paciente y no te juzgues. Es normal querer meditar como todo un gurú los primeros días, pero lograr el hábito de meditar es un proceso que toma cierto tiempo, diferente en cada persona, así que como sea que tu proceso suceda, limpio y sencillo o sucio y desordenado, se paciente, constante y no juzgues tu práctica de meditación como buena o mala, en esto de meditar, no hay bien y no hay mal, sólo hay hacer.

 

Nos leemos pronto.

 

juan silva
@nadamas_juan

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar