5 formas de practicar la gratitud diario en unos pocos minutos

Harmonía / 2016-12-26

La gratitud es un estado de la mente y el espíritu que tiene múltiples beneficios en la evolución de los seres humanos. Estar agradecido permite que vivamos mejor, que nos podamos rodear de gente valiosa, que aprendamos mejores lecciones todos los días y en general que podamos vivir con mayor calidad. Sin embargo, no es fácil estar agradecidos cuando nos encontramos inmersos en nuestros pendientes y emociones inmediatas. Por eso, te proponemos estas cinco formas de practicar la gratitud todos los días en tan sólo unos minutos.

 

Los colores, olores y todo lo que te rodea

Un excelente ejercicio para habitar el presente y estar agradecido es simplemente sentarse a observar todo lo que te rodea. Concéntrate en mirar la belleza de cada edificio a tu alrededor, en maravillarte por poder ver los colores, por sentir los olores y las texturas. Todo esto ya es suficiente para estar agradecidos todo el tiempo, pero hace falta recordarlo.

 

Vive la intensidad de cada momento

En línea con vivir el presente, estar agradecido es más fácil cuando sientes con intensidad cada momento. Por ejemplo, disfruta tu café matutino con todas las ganas. Siente el sabor, el olor, el momento en que lo tomas. Verás que darás gracias por cada instante que puedas apreciar.

 

Nota relacionada: ¿Cómo cultivar la gratitud puede mantenerte saludable?

 

Recuerda de dónde vienes y a dónde quieres ir

Si repasas los progresos que has tenido a lo largo de tu vida verás que has pasado por muchos momentos por los cuales estar agradecido. Por ejemplo, a nivel profesional. ¿Qué tanto has progresado? Felicítate por lo que has conquistado y piensa en todo lo que te gustaría ser en un futuro.

 

Observa a tu gente

A veces vamos por la vida con tanta prisa que no nos detenemos a recordar y observar a las personas que nos rodean y por quienes sentimos cariño. Darles un momento de tu pensamiento todos los días te ayudará a estar agradecido por su presencia. Piensa en las amistades que has entablado, ¿sabes que están a tu alrededor por quien eres para ellas?

 

Sé generoso

Seguramente se presentan ante ti muchas oportunidades para ser generoso todos los días. Ayuda a quien lo necesita, comparte lo que tienes y escucha a quien lo requiere. Ser generoso es ser agradecido, y eso contribuirá para que te sientas muy bien contigo mismo.

 

Sigue con El poder de la gratitud y un sencillo ejercicio para recordarlo

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿De qué otra forma podemos practicar el agradecimiento?
¿Te gustaría practicar estos hábitos?

Te podría interesar

Te podría interesar