5 cuestiones místicas que la ciencia ha comenzado a explorar

Harmonía / 2016-08-05

Desde que tuvieron consciencia de si mismos, los seres humanos han tratado de explicar porqué las cosas son como son.  En el pasado los encargados de internarse en los misterios de la existencia fueron sacerdotes, yoguis, místicos, visionarios y profetas. Actualmente preferimos las explicaciones de la ciencia, aunque quizá los científicos también necesitan ponerse corriente con los tiempos y crear la apertura suficiente para realizar cambios importantes en los paradigmas que rigen nuestro entendimiento de la realidad.  En particular uno de los temas que no suele ser del todo bien visto por quienes ponen su fe en los datos duros, es la existencia del espíritu y de un mundo espiritual, sin embargo, hay cuestiones de esta naturaleza que están empezando a llamar la atención de los estudiosos. 

Estas son algunas de las principales:

 

1. Somos seres espirituales en una experiencia humana. 

Puede ser que habitemos un cuerpo físico pero no somos sólo nuestro cuerpo. O en realidad no somos nuestro cuerpo, somos energía consciente que se ha manifestado en una forma física.  Quienes se han adentrado en las experiencias fuera del cuerpo  o proyecciones astrales, han elaborado sobre porqué la vida no es lo que parece.  La cuestión es que hay muchas cuestiones relacionadas con la consciencia que no podemos explicarnos porque aún no tenemos el conocimiento científico que nos permita hacerlo. Pero esto no necesariamente significa que debamos descartarlo como inexistente o falaz. 

 

2.  Las almas nunca mueren, sólo cambian de experiencia. 

Cuando Albert Einstein dijo que “La energía no puede ser creada o destruída, sólo puede cambiar de una forma a otra” y planteó un escenario que cambió la forma en la que vemos al mundo.  Gracias al desarrollo de la teoría cuántica el mundo de la ciencia ha empezado a vislumbrar la posibilidad de que en realidad la muerte no es el fin de todo, es decir, no es una “verdadera muerte”.   

 

De tal forma que nosotros tampoco nos creamos ni destruimos, sólo nos transformamos.  Además la visión que tenemos de la muerte está cambiando, la difusión de técnicas de reanimación avanzadas han permitido sobrevivir a personas que de otra forma hubieran dejado este mundo.  Algunas de ellas han reportado tener lo que se conoce como “experiencias cercanas a la muerte” en las que reportan haber dejado atrás su cuerpo para internarse en un mundo espiritual que no está sujeto a las leyes de la materia que rigen nuestro día a día. 

 

3. Todo es energía vibrando a cierta frecuencia.

Nikola Tesla definitivamente fue genio de la invención, quizá debido a su enfoque visionario. De haber podido difundir algunos de sus inventos, nuestras vidas serían muy distintas y quizá más sustentanbles. De acuerdo con Tesla “Si quieres encontrar los secretos del universo debes pensar en términos de energía, frecuencia y vibración”.  Los cosmólogos creen que 95% de la masa del universo es “materia negra”. Y que está ahí a pesar de que no seamos capaces de detectarla sentidos, tiene una vibración. Por otro lado entre más y más la ciencia se ha adentrado en el estudio del átomo, ha descubierto también hay partículas subatómicas y que la vacuidad efectivamente parece gobernar la naturaleza de la realidad pues es más el espacio entre ellas que su masa. 

 

4. Nuestros pensamientos crean la realidad.

Esto básicamente se resume a lo que ahora se conoce como “la ley de atracción”.  El poder del pensamiento realmente tiene un papel clave en la creación de la realidad que nos rodea. Cada cosa que percibimos en el mundo físico, tiene su origen en un mundo invisible de nuestros pensamientos. De tal manera que para ser realmente libres debemos entrenar nuestra mente de tal manera que no seamos dominados por patrones negativos como la preocupación. Al parecer Buda tenía razón cuando dijo: 

 

“Somos moldeados por nuestros pensamientos, nos volvemos lo que pensamos. Cuando la mente es pura, llega la dicha como una sombra que no se aparta”. 

 

5. El tiempo es una ilusión.

Otra de las cosas que Albert Einstein afectó fue nuestra concepción del tiempo y el espacio.  El físico de alguna manera creía que no había una división entre el pasado y el futuro. En sus palabras “nosotros los físicos creemos que la separación entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión, aunque muy convincente”.  

 

Puede ser que pasemos la mayoría del tiempo realizando tareas prosaicas y jugando bajo las reglas de las ilusiones, pero el conocimiento gradualmente termina por crear apertura en la consciencia. Permitiéndonos tener una experiencia más amplia y gozosa. Quizá algún día veamos como la brecha entre la ciencia y la espiritual se reduce. 

 

Con información de Spirit Science

 

 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: