4 sencillos tips para aprender a ser más paciente

Harmonía / 2016-07-30

La paciencia es la habilidad de controlar nuestras emociones e impulsos y conservar la calma frente a las adversidades. No es fácil ser paciente pero los beneficios de desarrollar esta virtud incluyen una mejor salud en general, menores niveles de estrés, relaciones personales más fuertes y mayor sensación de felicidad. Además es indispensable para lograr nuestras metas, a esto se refería Benjamín Franklin cuando dijo que:

 “Aquel que tenga paciencia podrá tener lo que desea”.

Pero si la paciencia no es tu fuerte, estos 4 tips te ayudarán a desarrollarla: 

 

1. Baja un poco la intensidad de tu tren de vida cotidiano. 

¿Sueles ir con prisa?, ¿te sientes tenso y ansioso constantemente?, ¿tratas de realizar más de una tarea al mismo tiempo con frecuencia? Todas estas conductas pueden parecerte normales porque es muy común observarlas  en las personas. Pero esto no significa que sean las más adecuadas o beneficiosas. Cambiar de hábitos lleva tiempo pero tratar de ser más consciente de tus pasos cuando caminas por la calle, hacer pequeñas pausas entre una actividad y otra para reflexionar sobre lo que vas a hacer, realizar una sola actividad a la vez y respirar conscientemente pueden contribuir a tu bienestar. 

 

2. Practica reflexionar un poco sobre lo que vas a decir antes de hablar. 

Con frecuencia decimos lo primero que nos pasa por la cabeza y a veces esto puede meternos en problemas. Trata de hacer una pausa justo antes de decir algo, respira un par de veces y date cuenta de lo que quieres decir. Esto también te puede ayudar a trasmitir tu mensaje mucho más claramente y lograr una mejor comunicación. 

 

3.  Experimenta postergando las recompensas. 

Si te mueres por comprarte algo o comerte otra rebanada de pastel o alguna cuestión por estilo trata de postergar hacer esto todo lo que puedas. Esto te permitirá darte cuenta de que no pasa nada si el estímulo placentero que buscas o la meta que te importa toma tiempo en llegar. Entender que no hay necesidad para dejarse caer en la desesperación puede ayudarte mucho. 

 

4. Haz de la paciencia tu meta diaria. 

Plantéate el experimento de tomar un día para hacer el esfuerzo consciente de vivir en el momento presente con consciencia plena y pacientemente. Al final del día reflexiona de qué manera esto afectó la calidad de tus decisiones o tus relaciones con otras personas. Nota la el efecto que actuar con paciencia puede tener en tu vida. Después de todo la práctica hace al maestro, pero también se necesita de un ejercicio observación para determinar en qué dirección es mejor orientar nuestros esfuerzos. 

 

Además si necesitas un poco más de inspiración para cultivar la paciencia, puedes echar un vistazo a estás 15 frases. Por otro lado si te interesa saber más sobre como desarrollar la paciencia puede beneficiarte día a día está esto que escribimos para ti. 

 

Con información  de Essential Life Skills 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: