Los 4 tipos de comunicación erótica

Harmonía / 2016-08-22

Estos cuatro tipos de comunicación erótica no vienen de un estudio científico, de la biología o de la neurociencia, vienen del tantra budista o vajrayana, el vehículo diamante, el cual basa sus enseñanzas para alcanzar la iluminación en la energía y en la purificación del cuerpo. Más allá de que el tantra budista es un método sumamente complejo, es también sumamente poético. Y en este sentido tomamos estas cuatro formas de comunicación erótica en el proceso tántrico, el cual utiliza a veces alegóricamente y a veces de manera explícita la unión del hombre y la mujer, que son divinizados y simbolizados como el método y la sabiduría.

 

Las cuatros formas esenciales de acercamiento erótico entre una pareja tántrica son: la mirada, la risa, el abrazo y la unión (o cópula). Tenemos una especie de esquema esencial del coqueteo, si lo leemos desde la sexología. Un in-crescendo erótico que es una forma de cocina alquímica a fuego lento del deseo para hacer que dé fruto, es decir, que produzca el objetivo de purificar el cuerpo, de abrir los canales, desbloquear los vientos o, a través de la energía, una experiencia de conciencia aguda, éxtasis, samadhi, delicia erótica y mística. Según André Padoux, experto en el tantrismo, "el tantra es la utilización del deseo al servicio de la liberación".

 


Estos cuatro gestos coinciden, según explica el fundador del linage gelugpa, Tsongkhapa, con las cuatro categorías del tantra budista kriya o acción (mirarse) carya, la práctica o praxis (reírse) yoga (abrazarse o tomarse de las manos) y anuttara yoga, el yoga supremo (la unión sexual). Cada uno requiere de su propia unión del método y la sabiduría --que simbolizan la pareja deífica-- y utilizan una serie de elementos o herramientas, exceptuando el último, el cual se despoja de todo objeto y logra la fusión no-dual, la suprme gnosis. Si hacemos un paralelo sexual, recordando que estos gestos de escarceo son mayormente simbólicos, todo el coqueteo previo, toda la técnica y parafernalia sirven solamente para colocar al practicante o al enamorado en el estado de sensibilidad erótica adecuado pero una vez que se llega ahí, se deja de pensar y de utilizar todo tipo de medios para simplemente abanondarse a la experiencia pura en la que la pareja se aniquilará, disolviéndose en la unidad que es como un vacío pleno de energía. 

 

Visto simplemente como una escala de mirarse, reír juntos tomarse de la mano, y llegar al acto de unión, el procedimiento puede parecer un tanto recatado, tímido e inocente al principio, como un amor colegial. Risas, miradas, un cauto abrazo... Sin embargo, lo que se está preparando no es menos que una profunda alquimia sexual, en la que se fundirán los opuestos, el fuego y el agua --en este caso, en la transgresión tántrica, la mujer siendo el fuego y el hombre el agua. El cuerpo será incendiado por una energía serpentina ascendente que derritirá la luna de la conciencia en el chakra corona. La sangre y el semen se unirán formando una mezcla de ambrosía, un néctar que llenará el corazón. Este es el teatro del kundalini en el cuerpo, la unión de principios antopocósmicos.

 

Hay que decir que para realmente realizar esta alquimia tántrica es necesario realizar una complicada serie progresiva de yogas dentro de una tradición iniciática. Sin embargo, todas las cosas tiene sus diferentes niveles y esta práctica puede entenderse y aplicarse de manera menos esotérica. Una mirada, una sonrisa, una caricia... y la unión sexual. Un saboreo de cada una de estas fases. Podemos sentir una probada del inconmensurable éxtasis del cuerpo y la manipulación de la energía que permite la sexualidad, de manera más inocente, sin tanto ritual. Y si bien quizás no logremos la misma intensidad alquímica y la misma purificación del cuerpo y la mente, no es necesario querer ganar las olimpiadas del espíritu en un día, con una probada de esta miel extática del cultivo del deseo en favor de la potencia y la poesía erótica tiene sus propios beneficios. 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar