Una estrategia de 5 minutos para enfrentar los cambios

Harmonía / 2017-03-15

Los cambios son inevitables pero también son un reto, porque todo cambio nos pide flexibilidad y enfrenta a situaciones que escapan a nuestro control. Esto último puede  aterrar a muchos porque, después de todo, la mayoría de las personas ansiamos sentirnos tranquilas y seguras. Sin embargo, la vida es un proceso dinámico, en cada uno de sus movimientos hay un cambio y aprender a vivir a través de ellos como un surfista haciendo equilibrio sobre una ola es un arte en sí mismo. Lo más importante es identificar la oportunidad que nos trae el cambio, o la ola, para crecer, aprender, experimentar algo nuevo, emocionarnos. Cada cambio tiene repercusiones en nuestro ser a nivel físico, mental, emocional y espiritual, de tal forma que lo mejor es abordar la experiencia holísticamente para aportar algo a cada uno de estos aspectos. Estas son algunas estrategias que pueden ayudarte; lo más importante es que elijas aquellas que tienen más sentido para ti. 

 

1. Toma 5 minutos para relajarte físicamente

Cuando la vida se torna incierta, usualmente sentimos miedo; frecuentemente nos pasamos películas increíbles en nuestra pantalla mental de todas las cosas que podrían salir mal, o nos repetimos incesamente lo molestos o incómodos que estamos con los cambios. Ambas cosas sólo generan más tensión, pues hay una parte de nuestro cerebro que no nota la diferencia entre una amenaza real y una mental, así que nuestro cuerpo se tensa y duele, lo cual se suma a nuestro dolor o incomodidad. Toma 5 minutos para relajar esas partes tensas de tu cuerpo. 

 

2. Toma 5 minutos para relajar tu mente y tus emociones

La forma más efectiva de lograr un estado de relajación es a través de la respiración. Una respiración agitada refleja pensamientos y emociones agitadas, una respiración serena refleja calma. Empieza a inhalar más lentamente de lo usual, cuenta hasta 5 mientras inahalas, retén brevemente el aire y exhala mientras cuentas hasta 5. Deja que tu respiración se vuelva profunda. 

 

Te puede interesar: 8 sencillas ténicas para controlar las emociones

 

3. Toma 5 minutos para disfrutar soltarlo todo y no preocuparte por nada

Todo cambio es un proceso y por lo tanto toma tiempo, así que tómate unos momentos para el alegre simulacro de soltar todo aquello que te agobia y preocupa. No va a pasar nada malo si dejas de obsesionarte por 5 minutos. El pensamiento no es un vaso que al ser soltado cae al suelo y se rompe. Las recompensas de este simulacro pueden volverse una realidad mucho más grata que la que estabas experimentando antes de él. 

 

4. Toma 5 minutos para apreciar, agradecer y cultivar la compasión

Emociones como la gratitud, la compasión y el aprecio por nuestra experiencia tienen efectos positivos importantes, ya que reducen el ritmo cardíaco, la presión arterial y las posibilidades de desarrollar un problema cardiovascular, además de que devuelven el brillo a nuestra vida. Hay días terriblemente difíciles, pero 5 minutos de agradecimiento y compasión pueden darte la calma que necesitas para recuperar la fuerza y el ánimo. 

 

Toma 5 minutos para ti cada vez que sientas que el cambio que enfrentas te agobia. Respira profundo; recuerda que este cambio también pasará y agradécele la oportunidad que te da de desarrollarte espiritualmente. 

 

 

Con información de Hearth Math

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cuál ha sido el cambio más grande que has experimentado?