Tendencias turísticas: hoteles, restaurantes y vuelos sólo para adultos

Edmeé García / 2016-07-04

La industria turística que reúne a hoteleros, restauranteros y proveedores de transportación, tours y otros servicios asociados está en un proceso de transformación continuo para satisfacer mejor las necesidades de sus clientes. De tal manera que han surgido todo tipo de opciones actualmente los hay hoteles temáticos, musicales, gay friendly, para solteros, para mascotas, ecológicos y sólo para adultos.  Estas últimas tres palabras pueden haber hecho respingar a algunos ¿qué? ¿prohibir a los niños? ¿segregar a quienes los tienen? Pero en realidad no hay motivo de preocupación o escándalo, no se trata de prohibir a los niños o de que si viajas con ellos no puedas entrar a ningún lugar público para comer o hacer uso de las instalaciones. Simplemente se trata de ofertar la oportunidad de gozar de espacios reservados sólo para adultos a quienes así lo desean o requieren;  de la misma manera en que hay espacios y servicios especialmente adaptados para grupos familiares que viajan con niños o bebés o mascotas. 

 

Pero ¿quiénes usan este tipo de servicios? Algunos de los clientes son DINKS (dual income no children por sus siglas en inglés), es decir parejas en las que ambos tienen un ingreso y no tienen hijos, de tal manera que poseen mayor liquidez y tiempo para invertir en sus intereses. Ellos han decidido llevar cierto estilo de vida y en sus vacaciones desean gozar de privacía, silencio y la vida de una pareja adulta a la que están acostumbrados.    También están los solteros que gustan de serlo y quieren gozar de todas las libertades que esto les otorga sin ser juzgados por las familias nucleares que viven en una dinámica totalmente diferente y cuyas necesidades son también muy distintas. De tal manera que un lugar sólo para adultos puede resultar una excelente opción para ellos. Ahí pueden conocer a otras personas similares y disfrutar de actividades que les resultan atractivas. Finalmente, están las parejas con hijos que deciden tomarse un tiempo de relajación total durante el cual pueden concentrarse en si mismos y su relación de pareja. Descansar y tomarse estas vacaciones no los hace malos padres, por el contrario, la salud de su relación se traduce en bienestar para sus hijos cuando vuelven a casa. 

 

Además los hospedajes sólo para adultos suelen ser sumamente confortables o hasta lujosos. Ya que al no haber necesidad de destinar recursos para crear instalaciones apropiadas para el uso y recreación de los niños, se pueden destinar estos fondos para agasajar a los adultos y atender a sus necesidades. Es decir, no hay zonas de juegos, ni menú para niños, pero sí para los gustos de los mayores. Esto puede resultar sumamente refrescante si la vida cotidiana consiste en destinar una gran cantidad de recursos para atender a las necesidades de los niños. Nuevamente, si se trata de unas vacaciones para escapar de la “cotidianidad”, recuperar el vigor y adquirir perspectiva o revivir la flama de la relación de pareja las facilidades “adults only” pueden ser el mejor escenario. 

 

En cuanto al transporte, muchas aerolíneas, han recibido numerosas peticiones para crear vuelos sólo para adultos, de tal manera que quienes así lo desean puedan ahorrarse la convivencia con niños ruidosos. Una encuesta realizada en Reino Unido reveló que un tercio de los pasajeros estarían dispuestos a pagar extra por escapar de los lloriqueos, especialmente en vuelos largos. Por lo cual muchas han adoptado modelos de aviones como el Boeing 747 que tiene dos niveles y hace la separación más sencilla. Algunos incluso han impulsado la idea de crear cabinas silenciosas como las que existen en algunos trenes del Reino Unido. Para los viajeros frecuentes y aquellos que se desplazan por negocios pagar un mayor precio por un boleto que les permita asegurarse de que podrán trabajar durante el vuelo o dormir cómodamente resulta ideal. 

 

 

La cuestión fundamental es que parte de vivir en una sociedad diversa es aceptar que hay diferentes formas de vivir. Ya que sólo los seres libres son capaces de elección y en este sentido hay quienes optan por una vida de crianza y quienes deciden poner sus recursos y energía en otro tipo de proyectos.  Gracias al desarrollo de métodos anticonceptivos,  la reproducción se ha vuelto una elección aunque quienes no deciden ir con la noción de la familia nuclear aún experimentan prejuicios, desaprobación y señalamiento. De tal manera que algunos han encontrado en clubes internacionales como No Kidding,  una forma de contactar con otros que comparten una experiencia de vida similar. ¿Qué opinas? ¿Te interesaría viajar de esta manera?

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: