¿Qué es el orgullo gay y por qué la tolerancia nos hace libres?

Harmonía / 2016-06-19

La tolerancia es importante porque nos da la oportunidad de aprender de otros al mismo tiempo que respetamos y valoramos nuestras diferencias. Estas pueden ser religiosas, raciales, éticas o de género. Celebrar el legado y la identidad de cada quien es una forma de reconocer estas diferencias y su derecho a existir. La tolerancia de alguna manera nos hace libres de ser quien somos sin ser susceptibles a marginación, discriminación o violencia. Lamentablemente en la actualidad aún hay mucho que hacer en cuanto a la discriminación social que sufren ciertos grupos, incluyendo a la comunidad LGBT o Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero. Quienes lamentablemente aún son blanco de muchos prejuicios sociales

 

Primero que nada es necesario puntualizar algunas cuestiones sobre las diferencias entre sexo biológico, la identidad de género, la expresión de género y la orientación sexual. El sexo biológico es aquel con el que nacemos y este determina su papel en cuanto a la reproducción. La identidad de género tiene que ver con la forma en que cada persona se percibe a si misma, la cual puede o no coincidir con su fisonomía. La expresión de género se refleja en los gestos, reacciones,  apariencia y forma en que nos relacionamos con los demás. Esta puede ser masculina, femenina o andrógina. Finalmente la orientación sexual tiene que ver con qué clase de persona nos atrae sexual y emocionalmente.

 

La cuestión es que más allá de los prejuicios ninguna de las posibles combinaciones entre estos factores es maligna, perversa o desviada. La sexualidad humana abarca un crisol de matices distintos y todos tenemos derecho a relacionarnos libremente y elegir cómo nos expresamos. También somos libres de elegir a quien amar. Pero históricamente los miembros de la comunidad LGBT han tenido que resistir y sobrevivir los embates de quienes desean relegarlos, trasgredir sus derechos o erradicarlos de las esferas políticas y sociales. De hecho antes de la revolución sexual que tomó por sorpresa a la sociedad en la década de los años sesenta no había un término común para referirse a las personas LGBT que no fuera peyorativo. 

 

Así es como surge lo que hoy en día conocemos como “orgullo gay” que es una postura positiva en contra de la discriminación y la violencia en contra de las lesbianas, gays, bisexuales y transgénero, a través de la cual ellos afirman su dignidad, claman igualdad social y respeto a sus derechos. Así como incrementar la visibilidad de social de este grupo de personas. Es una celebración de la diversidad sexual y una forma de oponerse a la culpa y los estigmas sociales. De acuerdo a datos arrojados por una campaña de derechos humanos,  1 de cada 4 jóvenes de la comunidad LGBT ha declarado vivir en una comunidad que no le acepta. Además tienen el doble de posibilidades de ser atacados por sus compañeros, las agresiones incluyen insultos, violencia física y psicológica. Esto explica el miedo que muchos experimentan frente a perspectiva de “salir del clóset” y vivir su identidad públicamente, a diferencia de sus compañeros heterosexuales cuya principal preocupación es su desempeño escolar, los LGBT temen el rechazo de sus familiares y amigos. 

 

Puede ser que nuestras identidades sean distintas pero nuestras relaciones florecen en la presencia de los mismos elementos: el aprecio, la compasión, la generosidad y la tolerancia. En realidad, sin importar nuestras diferencias todos compartimos una misma condición humana y la mejor manera de erradicar los prejuicios fruto de la ignorancia que dan lugar a la discriminación y la violencia es mantenernos informados y cultivar la empatía hacia otros. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar