Próximamente: un mundo sin sus bestias más emblemáticas, advierten científicos

Harmonía / 2016-07-29

El planeta Tierra en toda su magnificencia está ligado indisociablemente a los grandes mamíferos. Cuando pensamos en la Tierra y en los continentes distantes, en las selvas, en los mares, en los bosques y pensamos en la historias que escuchamos creciendo y en la riqueza de la imaginación, necesariamente vienen a la mente los leones, los elefantes, los búfalos, los osos, los tigres, y demás animales de gran porte. Esta relación tan entrañable, podría esfumarse del todo en los próximos años, según explica un equipo de más de 40 científicos que suena la alarma.

 

"Los humanos han sido una fuerza motriz responsable de un proceso sostenido de extinciones y declives en la abundancia de numerosas especies de animales", señalan los expertos. Es por ello que se ha llamado a nuestra época el Antropoceno, la era en la que el ser humano es tan influyente que afecta y pone en riesgo la vida de todas las demás especies. 

 

En el siglo XXII, si las cosas siguen como van, podrían no quedar ninguno de los grandes mamíferos terrestres, desde los más icónicos osos polares hasta algunos menos" mediáticos" como el órix cimitarra, según explica el diario El País.

 

Las cifras son desgarradoras. Hace algunos años ya tuvimos la extinción oficial del rinoceronte negro, en gran medida debido a la estupidez humana. Actualmente el 59% de los carnívoros de más de 15 kilos están oficialmente en peligro; 60% de los grandes herbívoros (que pesan más de 100 kilos) están en riesgo de extinción.

 

Más allá de la belleza portentosa de estos animales y de que son muy populares, los científicos advierten que muchos de ellos juegan un papel clave en el balance general de sus ecosistemas. Se les llama "ingenieros de ecosistemas" y se considera que son reguladores de una delicada red de relaciones que detona efectos cascada sobre su entorno.

 

Las causas de esta grave crisis de biodiversidad son de distinto tipo. Entre ellas figuran, por supuesto, el calentamiento global, la deforestación, la cacería y también la relativa lentitud con la que se reproducen y el requerimiento de grandes extensiones de tierra que suelen tener estos animales.

 

Los científicos consideran que es su deber hacer llegar esta información a más personas y crear leyes de proyección más rigurosas, sumar esfuerzos y reunir fondos.

 

Fuente:

 

http://elpais.com/elpais/2016/07/28/ciencia/1469702597_722355.html?rel=lom

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: