¿Por qué los japoneses tienen buena salud digestiva?

Harmonía / 2016-08-16

La cocina japonesa está repleta de particularidades que la hacen única. Por ejemplo, para una comida típica japonesa se sirven una sopa y tres platillos secundarios con una técnica de preparación distinta para cada uno de ellos. Los tres platillos secundarios suelen ser pescado crudo, un platillo a la parilla y un platillo cocido a fuego lento. Lo curioso es que incluso sus recetarios se ordenan de esta forma, pues cada capítulo corresponde a una técnica culinaria y no se ordenan conforme a sus ingredientes, como ocurre en la mayoría de los recetarios occidentales.

 

Además de divertida y original, la comida japonesa aporta beneficios para la salud digestiva. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo.

 

Sopa de miso

Presente en casi todas las comidas de Japón, la sopa de miso tiene como ingrediente principal el miso, junto con otros elementos como tofu o wakame. El miso es una pasta fermentada que se elabora a partir de soya, sal y koji. Es un alimento completo y saludable, pues aporta proteína y, sobre todo, al ser un alimento fermentado contiene bacterias probióticas que benefician la salud digestiva y ayudan a restaurar el equilibrio de la microbiota.

 

Tsukemono

Como acompañamiento, la cocina japonesa ofrece estas verduras encurtidas que también aportan probióticos por su proceso de fermentación. Se utiliza una gran variedad de vegetales, pero algunos ejemplos son nabos, ume, pepino, jengibre, berenjena y muchos otros.

 

Shoyu (salsa de soya)

Este alimento, también fermentado, posee las mismas cualidades nutricias que el miso. Además de eso, tiene un potencial antioxidante que podría superar al del vino.

 

Kuzu

Esta raíz puede llegar a pesar hasta 90 kg y tiene múltiples beneficios nutricios. Entre ellos, su alto contenido en flavonoides lo hace muy beneficioso para el sistema digestivo, pues reduce el colesterol.

 

Mochi

Este pastel de arroz se acostumbra como postre. Dado que algunas veces se realiza con arroz integral, funge como aportación de fibra que beneficia la salud digestiva y estimula el proceso de digestión.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, algunos japoneses más conservadores afirman que la gastronomía moderna no se asemeja a la cocina tradicional, pues incluye ingredientes como cebolla, ajo y puerro que, aunque son desaprobados por el budismo, han adquirido popularidad en el Japón moderno. Estos alimentos son prebióticos y también ayudan a la salud digestiva pues se trata de ingredientes no-digeribles que fomentan el desarrollo de las bacterias probióticas que protegen la microbiota de las personas.

 

¿Y tú, qué otros platillos japoneses conoces? ¿Crees que esta gastronomía es saludable?

 

Fuentes:

Viajando por Japón

Web Japan

Kenshosake

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: