Mira atrás todo lo sucedido en tu año y ciérralo con felicidad

Harmonía / 2016-12-29

Durante las fiestas de esta época además de las celebraciones, comidas, cenas, brindis y demás compromisos sociales también llegan las inevitables reflexiones de fin de año, lo cual implica la conmemoración de los triunfos, el reconocimiento de los errores y los deseos que se quedaron sin cumplir y probablemente terminen por convertirse en propósitos del siguiente año. Por lo general se nos inspira a “no mirar atrás” pero, durante los cierres de ciclo, rememorar ciertos acontecimientos puede contribuir a nuestro bienestar general. 

 

Un estudio reciente, publicado en la revista científica Memory, ha proporcionado información interesante sobre qué tipo de recuerdos nos reportan mayores beneficios. Para este estudio, un grupo de investigadores australianos reclutó a 300 participantes adultos que pasaron 5 minutos reflexionando sobre un recuerdo particular que encajara en cualquiera de las siguientes cuatro categorías: una ocasión en que superaron un reto, una experiencia que moldeó su identidad actual, un evento negativo de conflicto o uno en el que se sintieron decepcionados de sí mismos. Por otro lado, los participantes del grupo de control sólo evocaron cualquier recuerdo que les viniera a la cabeza. 

 

Después de pensar en el recuerdo y los pensamientos y sentimientos involucrados los participantes escribieron sobre quién estuvo involucrado, qué pasó, qué resultados hubo y cuál era la importancia o significado de este recuerdo. Además hicieron notas sobre cómo se sentían con respecto a sí mismos cuando reflexionaban sobre el hecho y qué habían aprendido de ello. Antes y después de este ejercicio los participantes evaluaron su bienestar de acuerdo con los niveles de emociones negativas y positivas, autoestima, optimismo, su habilidad para superar los retos y la sensación de sentido en su vida. 

 

Los investigadores descubrieron que el grupo que había recordado algo que le causaba arrepentimiento y el grupo de control no mostraron cambios significativos en cómo evaluaban su capacidad de resolución de problemas, mientras que quienes evocaron algún evento relativo a la formación de su identidad experimentaron mayor autoestima, eficacia o sentido en su vida. A la par, quienes se concentraron en recuerdos relativos a la solución de problemas presentaron un decremento en su nivel de emociones negativas.

 

Según David John Hallford y David Mellor de la Universidad de Deakin: 

Cuando un individuo recuerda un momento en el que manejó apropiadamente la adversidad, la percepción de sí mismo como persona eficaz y su habilidad para superar los retos se activa y fortalece. 

 

Así que cuando te pongas a rememorar tu año procura recordar esos momentos en los que creciste frente a la adversidad, moldeaste tu identidad y seguiste adelante a pesar de todo. Déjate sonreír y por un momento regodéate en la sensación de victoria que te da haber cumplido un ciclo nuevo. 

 

 

Con información de Tandf Online

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cuál es tu mejor recuerdo de este año?

Te podría interesar

Te podría interesar

entorno/las_7_aplicaciones_que_debes_descargar_si_planeas_salir_de_viaje