Medusa: el único animal que puede rejuvenecer

Harmonía / 2017-07-21

Todos hemos soñado con rejuvenecer. Decenas de expediciones buscaron durante muchos años la fuente de la juventud. En la actualidad hay un sinfín de métodos estéticos que prometen mantenernos físicamente jóvenes durante algún tiempo. Hay un ser viviente capaz de emular nuestros sueños: la medusa inmortal o Turritopsis dohrnii, que vive en todos los océanos del mundo de aguas templadas o tropicales, desde Colombia hasta Japón. Este animal marino puede rebobinar su ciclo de vida, reprogramando sus células para volverlas joven. En otras palabras, puede envejecer a la inversa y cambiarse de un adulto a un bebé de nuevo.

 

La medusa inmortal usa este mecanismo de supervivencia cuando enferma, envejece o enfrenta algún peligro. Una vez que se ha iniciado el proceso de reversión, la campana y los tentáculos de la medusa se deterioran y se convierte de nuevo en un pólipo. Lo hace en parte a través de un proceso conocido como transdiferenciación celular, produciendo un plan completamente nuevo del cuerpo, y puede hacerlo una y otra vez. Un equipo de investigadores recientemente secuenció una pequeña parte del ADN de las medusas. El profesor Stefano Piraino, de la Universidad de Salento en Italia, estuvo involucrado en el trabajo y ahora coordina un proyecto llamado PHENIX para entender mejor la comunicación entre las células de la Turritopsis dohrnii. Stefano ha declarado que el secreto de la "reversión de la vida" sólo podrá ser encontrado después de que el genoma completo de la medusa haya sido desenredado. En investigaciones de laboratorio, sin embargo, se ha observado la muerte de la medusa inmortal, quizá para decepción de muchos, porque entonces no es realmente "inmortal". 

 

Te puede interesar: 10 razones por las cuales los árboles son la raíz de la vida

 

Todo esto nos puede llevar a preguntarnos si el caso de estas medusas es único. Al parecer sí, pero no precisamente, es decir, la transdiferenciación celular no es un fenómeno exclusivo de la medusa inmortal. Los seres humanos la tenemos: las cicatrices, los moretones y la curación después de las quemaduras de sol son signos de regeneración de la piel. Se regeneran también las puntas de los dedos de las manos y los pies. Hay otros animales que pueden regenerarse, aunque por lo general esto se limita sólo a porciones del cuerpo (las salamandras, por ejemplo, son consideraras las campeonas de la regeneración, pues pueden regenerar partes de sus corazones, sus mandíbulas, piernas, brazos y la cola, incluyendo la médula espinal), pero pasar por un proceso de rejuvenecimiento es algo que sólo hacen las medusas. No obstante, no todo es tan sencillo para estos seres como puede parecer, ya que a pesar de su habilidad para rejuvenecer, la mayoría de las medusas Turritopsis suele caer víctima de las amenazas habituales de la vida del plancton, sobre todo, ser comidas por otros animales.

 

Con información de BBC Earth

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Conocías a la medusa inmortal?