Las mujeres tienen un papel clave en combatir el cambio climático

Harmonía / 2017-09-25

Las mujeres son, en números redondos, la mitad de la población. Por ese simple hecho estadístico, cualquier propuesta para revertir el cambio climático del planeta tiene que tomarlas en cuenta. O, un mejor planteamiento: cualquier propuesta para revertir el cambio climático debe dialogarse entre hombres y mujeres. Es un hecho que las mujeres están menos representadas en los lugares donde se toman las decisiones; eso repercute negativamente, dando como resultado que tienen menos acceso a recursos y a información, y por lo tanto están más expuestas a sufrir los efectos del cambio climático que sus pares masculinos. Si de por sí es un error estratégico impedir que la mitad de la población tenga voz y pueda decidir sobre las políticas que considera más adecuadas para su desarrollo, es antihumano que esa mitad de la población sea más vulnerable a cualquier fenómeno climático y a las consecuencias derivadas de la brecha que existe entre hombres y mujeres.

 

Te puede interesar: Estas son las 5 formas más efectivas para reducir tu huella de carbono

 

El Plan de Acción de Género y Cambio Climático presenta y expone el poder de las mujeres como agentes de cambio. Destaca la importancia que éstas tienen actualmente en el desarrollo de la civilización y establece estrategias para mejorar sus niveles de educación, su toma de conciencia, su entrenamiento técnico y capacidad de participación. El plan busca “garantizar que los esfuerzos nacionales ante el cambio climático incorporen consideraciones de género, de tal forma que hombres y mujeres puedan tener acceso, participar, contribuir, y por lo tanto beneficiar al máximo las iniciativas, programas, políticas y fondos para el cambio climático”.

 

La ONU lo ha dejado claro en el punto 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un llamado a empoderar a mujeres y niñas:

La igualdad de género no es sólo un derecho humano fundamental, sino un cimiento necesario para un mundo pacífico, próspero y sustentable.

 

El mensaje de la ONU parece ser: o combatimos el cambio climático de la mano de las mujeres, o no lo lograremos. Como mencionamos al principio, por una cuestión estadística, lo más inteligente es tratar de revertir lo gastado que está el planeta conformando una comunidad sin brechas de género ni socioeconómicas. Las mujeres tienen un papel crucial en la economía rural, generalmente bajo condiciones más adversas que los hombres: las mujeres barbechan, siembran, abonan, riegan y cosechan, conducen tractores. Todo esto mientras cuidan a los niños, hacen la comida, lavan la ropa y administran el gasto del hogar.

 

El 45% de la fuerza laboral en los campos del mundo —hasta 90% en lugares como África— son mujeres, que a menudo carecen de oportunidades y recursos productivos, según la FAO. Globalmente, esto equivale a tener atrofiada la mitad de nuestro sistema alimentario, y ejemplos como éste, en otros sectores productivos, hay muchos. Si las mujeres están en muchos terrenos haciendo el doble de trabajo que los hombres, la estrategia mundial de desarrollo tiene mucho sobre lo cual hay que repensar.

 

Con información de UICN

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo contribuyes a reducir tu huella de carbono?