La paciencia será la clave en el apoyo por el terremoto

Harmonía / 2017-09-23

El terremoto que ocurrió en México el 19 de septiembre del presente año nos ha dejado en un estado de shock constante, y muchas personas nos sentimos un poco paralizadas, sin saber del todo cómo podemos ayudar.

 

En varias ocasiones se solicita ayuda puntual en varios puntos, pero pronto esa necesidad se cubre por cientos de voluntarios que acuden de un lugar a otro y facilitan todo lo que hace falta en distintos puntos de la ciudad y de otros estados. Incluso, en cuestión de minutos se han llenado áreas de apoyo cuando solicitan gente.

 

Esto es en verdad una fortuna, y ha despertado el corazón de muchos mexicanos y personas en general, que descubren con sorpresa y agradecimiento todo lo que una sociedad puede lograr cuando se organiza. Sin duda esta energía es contagiosa, y nos ha llevado a todos a sentir un enorme deseo por ayudar y colaborar en todo lo que podamos. Sin embargo, es importante ser pacientes y entender con objetividad de qué manera podemos ayudar más.

 

Por ejemplo, durante los primeros días después del terremoto muchos queríamos meternos en las casas derrumbadas para sacar escombros y ayudar a la gente que sufrió accidentes dentro de ellos, pero esta labor se recomendaba para personas mejor calificadas, pues es delicado mover de manera incorrecta un escombro. Otro ejemplo son los centros de acopio que pronto superaron su capacidad, y terminaron por presentar comida echada a perder. No creemos que esto sea negativo, al contrario, es una muestra del poder de la solidaridad de los mexicanos, pero invitamos a tener paciencia y a comprender que con el paso de los días la ayuda todavía será necesaria en muchos lugares y de muchas maneras.

 

Pronto se necesitará gente para asegurar que los víveres recolectados lleguen a su destino, así como gente para apoyar a las personas que seguirán viviendo en albergues durante el tiempo que les tome reconstruir su hogar. En esos momentos podremos ayudar con comida, medicamentos y demás. También seguirá un tiempo de recuperación de los espacios públicos en los que podemos ayudar y otra oportunidad será la de apoyar emocionalmente a todos los que sufrieron este accidente.

 

Si de pronto sientes que no estás ayudando lo suficiente, recuerda que el camino de la recuperación de la ciudad y los estados afectados por el terremoto será largo y que, con paciencia y constancia, podremos ayudar de muchas maneras distintas. Sólo continúa informándote, compartiendo información verificada y asistiendo a los lugares en donde consideres que tu aportación puede ser valiosa. Recuerda comer bien y descansar lo suficiente, para que el periodo de tiempo que pueda seguir al terremoto no te agotes y tu ayuda pueda durar más tiempo.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: