La mejor playlist para trabajar

Paulina Sánchez / 2017-08-29

El entorno de una oficina se caracteriza por estar inundado de ruido. Desde el abrir y cerrar de puertas de elevadores hasta el timbre de los teléfonos, el zumbido de las impresoras, los susurros de tus compañeros o el sonido de una bolsa de plástico y unos Charritos que crujen mientras los come tu vecino de escritorio, este ambiente está repleto de distractores que reducen tu eficiencia. Según estudios de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, aislarte un poco de todo esto escuchando la música adecuada permite avanzar más rápido en tus pendientes… y evita que ahorques al compañero de los Charritos.

 

De acuerdo con los estudios en torno al tema, lo primero que debes hacer es conseguir unos audífonos de calidad para no dañar el oído interno con sonidos distorsionados o chillantes. Además, deben ser ligeros, ajustables y con almohadillas para evitar dolor de cabeza y orejas. Toma descansos de por lo menos 15 minutos por cada hora de uso de los audífonos para evitar daños a tu calidad auditiva por sobreexposición y, por último, selecciona el volumen más bajo que puedas o no le subas a más de 85 decibeles.

 

Los investigadores de las universidades de Illinois, British Columbia y Virginia descubrieron que la música a volumen moderado es ideal para promover el pensamiento creativo. Luego, personaliza tu playlist de Música para la Oficina siguiendo estas pautas:

 

¿Música clásica o pop?

Dicen que escuchar a Mozart hace a una persona más inteligente, pero no siempre estamos con ánimo de optar por la música clásica. Lo importante es saber escoger el género adecuado para la ocasión.

 

Un estudio dirigido por Mindlab International encontró que la música clásica es ideal para trabajar en tareas que requieran hacer ecuaciones matemáticas o poner atención a detalles, mientras que la música pop puede ayudar a realizar actividades más rápidamente, algo perfecto si tienes una entrega que sea “para ayer”.

 

Mejora tu concentración con música instrumental

La inteligibilidad de la letra de una canción nos distrae de lo que estamos haciendo para concentrarnos en lo que las estrofas o el coro dicen. Así como te distraen las conversaciones de las personas a tu alrededor, de acuerdo con los estudios, escuchar música con letra reduce la atención hasta en un 48%. Por eso, elige canciones que te sirvan como soundtrack, es decir, como música de fondo, y no como karaoke mental. De preferencia, busca canciones que tengan un tiempo de 60 beats por minuto pues, según las investigaciones de una universidad de Malasia, las personas que escuchan este tipo de música presentan menos sensaciones de estrés.

 

Por otra parte, si encuentras música instrumental que contenga sonidos de la naturaleza, obtendrás más beneficios en cuestión de funciones cognitivas, concentración y calma. Los investigadores del Instituto Politécnico Rensselear aseguran que los sonidos más adecuados son los relacionados con agua.  

 

Levántate el ánimo con tus 5 canciones favoritas

La razón por la que no debes añadir más de cinco canciones favoritas a tu playlist de Música para la Oficina es porque normalmente la música que más te agrada es aquella de la que te sabes la letra, así que volviendo a lo mencionado en el punto anterior, podría ser un distractor. Aun así, no dejes fuera de tu playlist laboral todas las canciones que te gustan e incluye tus cinco favoritas para escucharlas en momentos de más estrés o en los que te sientas más desmotivado.

 

Una profesora de la Universidad de Miami experta en terapia musical descubrió que la música que te agrada puede mejorar tu estado de ánimo impulsándote con ello a acabar tareas difíciles y frustrantes. Solamente no abuses de su efecto y escúchalas únicamente cuando más las necesites, o cámbialas por otras canciones favoritas una vez al mes.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: