La leyenda del jazz que un día se fue a la India a aprender yoga

Edmeé García / 2017-04-27

Herbie Hancock es un legendario pianista de jazz cuyo trabajo y talento le han valido  múltiples premios Grammy; también es un budista de la tradición Nichiren y alguna vez declaró que:

El jazz es realmente un maravilloso ejemplo de los grandes aspectos del budismo y de los grandes aspectos del espíritu humano. Porque en el jazz compartimos, nos escuchamos los unos a los otros, nos respetamos y creamos en el momento. Cuando lo hacemos bien, no estamos emitiendo juicios.

 

Lo cual nos invita a la reflexión: ¿será verdad que existe una relación entre el jazz y la espiritualidad? Ludwig van Beethoven, quien no dudó en describir la naturaleza de la  música como superior a la filosofía, probablemente habría dicho que sí. Es interesante echar un vistazo a la historia del jazz y notar cómo en la biografía de algunos famosos intérpretes la música y las experiencias trascendentes parecen interconectarse. Es como si su búsqueda musical guiada por su deseo de materializar el sonido que escuchan en su interior se entrelazara con su búsqueda espiritual, es decir, aquella que busca el desarollo de la conciencia, la trascendencia y la liberación. 

 

Te puede interesar: ¿Cuál es el secreto de la vida que podemos aprender a través del jazz?

 

Un ejemplo de esto es el saxofonista Sonny Rollins, que antes de cumplir 30 años ya había tocado con algunos de los músicos más reconocidos del jazz como Thelonious Monk, Miles Davis y Charlie Parker. En 1967 Rollins decidió partir  a la India, donde pasó una temporada en un ashram aprendiendo yoga. En sus propias palabras:

Tuve la oportunidad de viajar con el swami que era el director de este ashram particular. El punto era estar en ese ambiente. No había mucho estudio formal, sólo un poco. Dependía de ti poner tus asuntos en orden. Tenías que querer meditar y estar cerca de gente con una mentalidad parecida. Gente que había estudiado yoga.

 

Rollins sentía la necesidad de adquirir una dirección a través del conocimiento espiritual, y ha afirmado que la práctica de yoga puede llevar a las personas al entendimiento de “algo superior”. Además, las enseñanzas que obtuvo en la India tuvieron un efecto en su arte. Al respecto, el saxofonista ha dicho lo siguiente:

 Allá mi maestro me señaló un día que yo ya estaba meditando cada vez que tocaba mi instrumento. Interpretar música era mi forma de apagar mis pensamientos conscientes y ponerme en contacto con un lugar más alto.

 

Asimismo, su maestro no dudó en señalarle que la música era definitivamente su camino en esta vida, ya que a través de ella lograba dar gozo a las personas. 

 

Con información de Sonny Rollins en la India

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te gusta el jazz?