Harmonia Prueba

Harmonía / 2016-04-22

Gaia o Gea, es una diosa primigenia de la antigua mitología griega, su equivalente romano era Terra Mater, es decir, la Madre Tierra. Por eso no es extraño que a mediados del siglo pasado el físico-químico James Lovelock haya bautizado su hipótesis de que la Tierra es una especie de superorganismo que se autoregula para hacer posible la vida, como Hipótesis Gaia.

 

Según Lovelock, la Tierra ha desarrollado un complejo sistema entre su atmósfera, su superficie terrestre y su superficie marina para mantener las condiciones que hacen posible la vida tales como salinidad, clima y fertilidad de los suelos. Es decir, la Tierra se comporta efectivamente como una verdadera madre amorosa con nosotros. Durante mucho tiempo se creyó, como lo propone la teoría evolutiva, que la vida se había adaptado a las condiciones del planeta y su capacidad de permanecer estaba determinada por su capacidad de adapatación continua. Lo que Lovelock propone es que estas condiciones no son y nunca han sido ajenas a la vida en el planeta, al contrario, dado que la vida ha modificado estas condiciones ambas son interdependientes, la Tierra es un sistema autorregulado para hacer posible la vida. 

 

La hipótesis de Lovelock se sustenta en estos puntos básicos:

 

  • La temperatura de la superficie de la Tierra ha permanecido constante durante millones de años.
  • La composición atmosférica ha permanecido constante, a pesar de que debería ser inestable.
  • La salinidad del océano aún permanece constante, aunque debería haber presentado cambios.

 

Muchos científicos ha cuestionado la Hipótesis Gaia bajo la premisa de que se considera a la Tierra de manera metafísica como un ente vivo y consciente, a lo que Lovelock ha respondido con inteligencia que es imposible considerarla como un organismo vivo debido a que no pertenece a ninguna cadena alimenticia: "La Tierra es más bien un sistema interactivo cuyos componentes son seres vivos". 

 

Consciente de ello o no, lo cierto es que la Tierra protege y ha protegido la vida en su interior por miles de años aun apesar de que todos los sistemas tienden a la entropía, las condiciones del nuestro se mantienen inexplicablemente. Gaia / Terra Mater es, de hecho, una madre protectora, pero, ¿qué hacemos nosotros para protegerla a ella?

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: