La comunidad LGBT en el cine y la televisión

Paulina Sánchez / 2017-08-02

Aquello que no se dice en voz alta y aquello que no se ve ni se admite, puede pretenderse que no existe. Por eso, una de las estrategias más efectivas para silenciar y desdibujar la presencia de la comunidad LGBT en la sociedad es no representándola. Tan sólo en la Ciudad de México hay más de 2.5 millones de personas LGBT y esta cifra se suma a los millones de representantes de la diversidad sexual de todo el mundo. Sin embargo, pocos son los personajes ficticios creados para el cine y la televisión que reflejan de forma fidedigna a gays, lesbianas, bisexuales o transexuales. Esto, además de promover la reproducción de estereotipos, impide un proceso indispensable para la normalización de la diversidad sexual: promover la visibilidad.

 

Producciones LGBT en el cine y la televisión

En épocas recientes, el cine con temática LGBT ha adquirido mayor presencia en las salas internacionales y también en las premiaciones de la industria cinematográfica. Películas como No sin ella (Freeheld), Carol, La chica danesa y Moonlight se han incluido en la cartelera extendiendo un lazo hacia públicos diversos que pueden acercarse, al menos un poco más, a las historias con temática LGBT. Lo que pocos saben es que, aunque este cambio es sumamente reciente, hace décadas que se ha intentado crear contenidos para promover el respeto a la diversidad y dar lugar a historias de amor, de lucha, de amistad, de crecimiento personal… que merecen ser contadas.

 

Una de las mujeres más bellas del cine estadounidense, Audrey Hepburn, protagonizó la película La calumnia (The Children’s Hour) en la que interpretaba a una maestra acusada de enamorarse de su mejor amiga, interpretada por Shirley MacLaine. Esta película de 1962 estaba bastante adelantada a su tiempo, pues pretende mostrar que un rumor puede destruir un sentimiento hermoso. No es una película que condene la homosexualidad, sino a la sociedad que discrimina, y eso la constituye como una producción de gran valor. Sin embargo, pocas personas la conocen, así como ignoran la existencia de otras creaciones similares de gran calidad, como The World Unseen (2007) o Fire (1996).

 

Sea por clasificaciones incorrectas en los cines o por censuras ilógicas, son pocas las personas heterosexuales que conocen las producciones que muestran la diversidad sexual. No obstante, es mucha la oferta existente. Películas como Pride (2014) permiten ver que los homosexuales han sido solidarios con sus comunidades y en muchas ocasiones han dado el primer paso para generar entendimiento entre los diversos sectores sociales. Series como Ellen han demostrado que los personajes de televisión pueden ser también espejo de vidas, como sucede en este caso con su protagonista, Ellen DeGeneres.

 

Producciones como Código enigma reconocen la participación de la comunidad LGBT en la historia, y otras series como The Fosters dan visibilidad a familias diversas para mostrar tanto la discriminación que enfrentan como la normalidad de sus vidas.

 

Estereotipos LGBT en el cine y la televisión

En el cine mudo se utilizó la figura del sissy ("mariquita", en inglés), que se identificaba fácilmente porque no era más que la representación de un cliché.

 

Años después, sobre todo en países de América Latina, ese estereotipo se sigue repitiendo. Basta con ver a los pocos homosexuales incluidos en telenovelas o en algunas series para notar que, en la mayoría de los casos, se ridiculiza a la comunidad gay, mientras que las lesbianas, los bisexuales y los transexuales rara vez son reflejados entre los personajes. Si acaso, algunos de los esfuerzos por mostrar una realidad distinta incluyen películas como La otra familia.


Te puede interesar: Solidaridad con la diversidad

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: