Guía para sobrevivir a la Navidad con tu familia

Harmonía / 2016-12-21

Faltan pocos días para la cena de Navidad y todos sabemos lo que eso significa: comida deliciosa, regalos y sí, tu familia. Las personas que más quieres en el mundo, que son, al mismo tiempo, las personas que más te desesperan y te hacen enojar. Y no tienes nada de qué avergonzarte, ninguna familia es perfecta y ninguna familia (por más que se empeñen en tratar de convencernos de lo contrario en sus fotos de Facebook) se lleva bien todo el tiempo. Lo que sí es cierto es que esas personas que pueden llegar a sacarte de quicio con sus preguntas y sus comentarios son probablemente las únicas que estarán ahí cuando verdaderamente lo necesites, y sólo por eso vale la pena que hagas el intento de que todos pasen una Navidad tranquila. Te dejamos estos tips que seguro te servirán.

 

1. Encuntra algo qué hacer

Si estás muy ocupado ayudando a preparar la cena, poner la mesa o arreglar alguna cosa de la casa, es menos probable que termines enfrascado en conversaciones incómodas con algún familiar. Llega primero y pregunta en qué puedes ayudar. Ponte en modo anfitrión si vas a una casa ajena o, mejor aún, sé el anfitrión si estás en posibilidades. La idea es que pases la noche demasiado enfrascado en alguna tarea como para discutir o dar explicaciones de tu vida.

 

2. Acepta lo que no puedes cambiar

Tu familia es tal y como es desde mucho antes que tú nacieras, no la vas a cambiar en una noche. ¿Tienes una tía homofóbica, un abuelo que cree que las mujeres no deben trabajar o una prima que usa la palabra "indio" para insultar a otros? ¡No eres el único! Casi todos tenemos una o varias personas así en nuestra familia. No importa cuánto debatas con ellos, no vas a lograr que cambien de opinión. Y no tienes por qué hacerlo. Ten la generosidad y la compasión suficiente para aceptarlos con todas sus trabas en lugar de antagonizar con ellos. Sin embargo, no permitas que te falten al respeto.

 

3. Busca un aliado

Puedes juntarte con ese primo que siempre se pone de tu lado y entre los dos tratar de sortear la noche, o invitar a un amigo. La familia siempre se comporta distinto (más amable, menos incisiva) cuando hay extraños entre ellos. Usa los buenos modales de tu familia a tu favor llevando a alguien a quien quieran impresionar o por lo menos hacerlo sentir acogido.

 

4. Refúgiate en la comida

O en cualquier otra cosa que todos tengan en común. Busca las coincidencias en lugar de resaltar las discordancias y, si la tuya es una de esas familias competitivas, aprovéchalo en el plano lúdico y en lugar de pasarse la noche oyéndolos presumir propónles que jueguen a alguna cosa que les permita saciar su necesidad de lucirse sin herir verdaderamente a nadie.

 

5. No te refugies en el alcohol

Parece una buena idea emborracharte para sobrellevar a tu familia, sin embargo es una trampa en la que no quieres caer. ¿En serio quieres que cada año por el resto de tu vida se te recuerde como el que arruinó la cena familiar por sus impertinencias de borracho? ¡Alto! El alcohol nubla el juicio, nos hace hablar de más (y no necesariamente decir la verdad, eso es un mito) y a muchas personas incluso las vuelve agresivas o extremadamente sensibles. Definitivamente no es una buena combinación para una cena familiar incómoda, modérate.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué es lo que más disfrutas de pasar la Navidad con tu familia?
¿Y lo que menos te gusta?

Te podría interesar

Te podría interesar