Guía básica para prepararse ante un desastre natural

Harmonía / 2017-09-27

Después del sismo que sacudió a México el pasado 19 de septiembre, muchos sentimos miedo de manera constante. Incluso queremos evitar salir de casa, con tal de sentirnos protegidos en caso de otro terremoto, pero no es saludable vivir sintiendo una amenaza constante, por lo que es mejor estar preparados para cualquier desastre natural que pueda surgir, y así contribuir a reducir el miedo que podamos sentir en el día a día.

 

1. Mochila de emergencia

Como anunciaron algunos medios, una mochila de emergencia ayuda bastante para salir a tiempo de casa con todo lo necesario. ¿Qué se recomienda que incluyas en tu mochila de emergencia?

 

  • Documentos como acta de nacimiento/matrimonio, pasaporte, licencia, credencial del servicio de salud como IMSS o ISSSTE, pólizas de seguros, escrituras, documentos bancarios, INE. Se recomienda guardarlos en un fólder o bolsa de plástico.

  • Agua embotellada.

  • Comida enlatada para personas y mascotas.

  • Lámparas y baterías de repuesto.

  • Una radio.

  • Un silbato.

  • Una navaja.

  • Una agenda con los contactos de tus familiares y amigos cercanos.

  • Una muda de ropa.

  • Botiquín de primeros auxilios.

  • Una manta para protegerte del frío.

  • Duplicado de las llaves de la casa y del coche.

  • Productos básicos de limpieza.

  • Dinero en efectivo.

 

2. Medios de comunicación

Recuerda mantener tu celular con batería de manera constante. Sabemos que la señal puede fallar, pero siempre es útil tener activa una vía de comunicación.

 

3. Comunicación constante

Además de tener tu celular listo, mantente en comunicación con tus familiares o seres queridos. No se trata de dar un informe detallado de tu rutina, pero siempre es bueno que alguien sepa dónde te encuentras.

 

4. Información sobre salidas de emergencia

Cuando vayas a un lugar por primera vez, asegúrate de conocer sus protocolos de seguridad en caso de diversos desastres naturales.

 

Estar preparados contribuye a sentir que incluso si un evento como el ocurrido recientemente se repite, estaremos listos para sobrevivirlo. Para ello, te recomendamos las precauciones antes mencionadas; y recuerda que vivir con miedo no vale la pena pues la vida es, por naturaleza, impredecible.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: