¿Cómo educar desde la empatía?

Harmonía / 2017-07-03

De vez en cuando aparecen noticias sobre niños y adolescentes que se comportan de forma violenta o demasiado consumista, lo cual puede perjudicar el desarrollo pleno de las personas y de la sociedad, pues la violencia no es una forma asertiva de relacionarse.  

 

Con el fin de evitar que al ser adolescentes o adultos las personas mantengan una actitud intolerante o abusiva, proponemos algunos puntos que mejorarían la educación con base en la empatía y los valores que dan calidad a los seres humanos. ¡Esperamos que te ayuden!

  • Habla con tus hijos sobre la importancia del respeto y de los límites.

  • No busques que compitan entre ellos ni con los demás, sino que valoren su propio proceso.

  • Evita que consideren las marcas o la ropa cara como un lujo que los haga mejores, y promueve que puedan utilizar ropa de cualquier marca.

  • No les des todo de manera sencilla. Por ejemplo, espera para darles un carro hasta que sean mayores de edad, o no les des un iPhone desde niños (dependiendo de los deseos de cada quién).

  • Si les das regalos, hay que explicarles que éstos no los hacen mejores personas.

  • Háblales de igualdad y humildad.

  • Enséñales a respetar a las personas mayores. De ser posible, se puede visitar asilos para generar empatía con los adultos mayores.

  • También puedes generar en ellos empatía por las mujeres y los niños, enseñándoles a respetar y comprender a todos los sectores.

  • Establece límites al no permitir que te griten o falten el respeto, ni a otras personas.

  • Sé un ejemplo de lo mismo. No le faltes el respeto a nadie a tu alrededor, para que ellos no imiten esas conductas.

  • Si van a restaurantes, sé amables con los meseros. Lo mismo con cualquier persona que brinde un servicio.

  • No hables mal de las personas ni ofendas a los demás.

  • Explícales que los profesores también tienen derecho a poner límites, para que aprendan a respetarlos.

  • Enséñale a tus hijos a relacionarse con personas de distintas zonas, de diversos géneros, edades y cualquier diferenciador.

  • Conoce lo que consumen, aunque con respeto. Entérate de qué visitan en internet, qué intereses tienen. No como una imposición, sino como un interés real.

  • Procura encontrar momentos de convivencia entre todos, ya sea cenar, comer, ir al cine de vez en cuando, etcétera.  

  • Enseñáles a agradecer y reconocer lo que tienen, para que no sean ambiciosos ni violentos al respecto.

  • Habla con ellos sobre su sexualidad, aunque sea complicado y quizá incómodo. Intenta explicarles la importancia de cuidarse y cuidar al otro.

  • En general, lo importante es mostrar con el ejemplo los valores que se quieren promover.

 

Vale la pena reconsiderar la manera en que nos relacionamos con nuestra familia y el entorno en general. A veces pensamos que al ser adultos ya no necesitamos ser educados, pero no hace daño formular las mejores maneras de educar y así seguir aprendiendo.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: