Estas son las 3 formas más efectivas de reducir tu huella de carbono

Harmonía / 2016-04-26

La apremiante situación ecológica de nuestro planeta merece que tomemos acción y más allá de que se implementen las medidas regulatorias necesarias por parte de los gobiernos, individualmente se puede aportar y sobre todo realizar actos significativos de solidaridad. Después de todo la Tierra parece ser un organismo viviente y ciertamente es la madre de todas las cosas materiales, ya sea tu cuerpo como tu teléfono. 

 

Desde hace algunos años se empezó a popularizar el concepto de huella de carbono como una forma de medir el impacto ambiental en la cual los individuos podrían participar. Siguiendo este concepto, publicamos aquí las tres medidas principales que una persona puede tomar si quiere reducir su huella de carbono.

 

1. Come menos carne

 

Un reporte del think thank Chatham House muestra que la industria de ganado produce más emisiones contaminantes que todas las industrias de transporte. Según la ONU, la producción de alimentos de origen animal es responsable del 14.5% de los gases invernaderos globales causados por humanos.  Si te asusta la idea de dejar de comer carne, recuerda que para ayudar en este sentido no tienes que dejar de comer carne completamente, con sólo reducir tu consumo al 50% puedes hacer una diferencia sustancial. 

 

2. Utiliza menos tu automóvil o comparte trayecto

 

El uso de vehículos automotores es otro protagonista del cambio climático global. En Estados Unidos el transporte automotriz supone la quinta parte de todas las emisiones del país. En México estamos viviendo serios problemas de contaminación por el exceso de automóviles y por las laxas regulaciones en el uso de combustibles promovidas por el gobierno para no afectar el gasto de los ciudadanos.

 

Se calcula que con dejar de usar el auto dos días a la semana se reducen las emisiones de carbono en un promedio de alrededor de 1400 kilos año. Los beneficios de utilizar transportes alternativos como la bicicleta son diversos, entre ellos hacer ejercicio, menos estrés y en el caso del transporte público la posibilidad de emplear el tiempo para leer o cultivar alguna disicplina. 

 

3. Rehusar, reducir, reusar, reciclar, recurrir a compostas

 

El nuevo modelo de las famosas erres ha sido ampliado para incluir un acto de responsabilidad en el consumo, esto es rehusarnos a comprar o recibir cosas que no necesitamos. Si es necesario comprar algo, asegurarse que lo que compramos es realmente necesario y podrá utilizarse varias veces. En el caso de la comida ser frugales y utilizar todo lo que compremos, no vivir a base del antojo. Practicar la austeridad en general es buena recomendación.  

 

También es importante en el caso del reciclaje contemplar cuánta energía se está utilizando para reciclar y decidir inteligentemente a dónde o a quién se entregan los desechos. A veces no costea ecológicamente el proceso de reciclaje que hemos empleado, y siempre hay otras opciones aunque requieren quizás mayor esfuerzo.  

 

Recurrir a compostas es la traducción de "rot" en inglés (para estas cinco erres), esto es importante para que los restros de alimentos acaben en un lugar en el que sus nutrientes puedan ser utilizados.  

 

 

Con información de Quartz

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: