Es tu pareja y no tu hijo quien frena tu éxito laboral

bbmundo / 2016-12-05

Muchas mujeres buscan el equilibrio perfecto entre el éxito laboral y la maternidad. Sin embargo, no toman en cuenta que los hijos no son un impedimento para triunfar como profesionistas. Según los expertos, las parejas y los estereotipos sociales resultan ser los principales problemas.

 

Si sientes que por cuidar a tu hijo no has avanzado en tu carrera o estás a punto de rechazar un mejor puesto de trabajo, lamentamos decirte que en 2014 Harvard Business Review demostró que las mamás que se declaraban insatisfechas con su trayectoria profesional reconocieron haberle dado prioridad a los logros de sus esposos.

 

Te interesa: Así son los hijos de las mamás que trabajan

 

Por otro lado, el sondeo Life and Leadership de la Escuela de negocios Harvard arrojó que en ocho de 10 matrimonios se da más apoyo al ascenso del hombre por considerarse lo más conveniente para el bien de la familia, además de que se sigue dando por hecho que las mujeres son quienes deben encargarse –en mayor medida– de la crianza y las obligaciones de la casa.

 

ONU Mujeres y la Secretaría del Trabajo del Distrito Federal hablan del concepto “techo de cristal”, una barrera o freno invisible que impide que las mujeres avancen en lo laboral y que aparece como resultado de la cultura patriarcal. De ahí que sólo uno de cada 10 cargos directivos en las empresas más importantes del mundo esté ocupado por una mujer. Entonces, ¿cómo saltar este sexismo moderno y crecer profesionalmente sin abandonar a tus críos?

 

Apóyate en tu pareja.

 

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, lanzó en 2013 el libro Lean In: Women, Work and the Will to Lead, en el que asegura que la clave del éxito laboral de una mujer es elegir un buen compañero de vida, y remata: “No conozco a ninguna mujer que ocupe un cargo de liderazgo y no cuente con el apoyo total de su pareja. No hay excepciones”.

 

Te interesa: Mamás que trabajan con culpa 

 

Para eliminar la culpa y no hacer a un lado a la familia, Sheryl da tres consejos:

  1. Siéntate en la mesa: ocupa el lugar que mereces y cree en tus capacidades. Los hombres atribuyen su éxito a sí mismos, mientras que las mujeres lo atribuimos a factores externos. ¿Qué hacer? Confía en que mereces alcanzar lo que deseas, reconoce que el logro es tuyo y que lo has ganado.
  2. Haz de tu pareja un verdadero compañero. Definan juntos un equilibrio (en partes iguales) de responsabilidades como padres y tareas domésticas, independientemente de los ingresos que cada quien aporte.
  3. No te des por vencida antes de abandonar tu profesión. Trabaja en quitarte la idea de que ser exitosa a nivel laboral implica renunciar a la maternidad. Tu empleo debe ser algo que realmente disfrutes, te apasione y te motive a crecer en todos los aspectos.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo se reparten tu pareja y tú la atención y cuidado de los hijos?
¿Cambió en algo tu vida laboral cuando te convertiste en mamá?

Te podría interesar

Te podría interesar