Empresa mexicana con buenas iniciativas sociales

Paulina Sánchez / 2017-11-28

Por segundo año consecutivo, Superama organizó la carrera de 5K y 10K “Corre con Sentido”. Su propósito, más allá de promover la salud y el esparcimiento en familia, fue convocar a más de tres mil corredores y generar en ellos conciencia social. Estos participantes fueron testigos de la entrega de un donativo de 8 millones 332 mil pesos al patronato Pro Mazahua A.C.

 

La iniciativa de donación que beneficiará a los habitantes de Campeche, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Michoacán y Oaxaca se realizó a través de la Fundación Walmart de México. Constituida en 2003, la organización sin fines de lucro se encarga de canalizar el apoyo de la empresa a la comunidad a través de cuatro puntos fundamentales: lucha contra el hambre, contribución a la sustentabilidad, promoción de voluntariado y apoyo en desastres naturales. A su vez, la fundación abarca diferentes marcas del grupo, presentes en México y Centroamérica, tales como Bodega Aurrera, Superama, Sam’s Club y Suburbia, entre otras.

 

Fundación Walmart de México y sus prácticas de sustentabilidad

Todos los años, la fundación realiza una medición de las emisiones de gases de efecto invernadero pues tiene el compromiso de reducir los niveles de contaminación que produce en sus diferentes perfiles comerciales. Por ejemplo, sus esfuerzos por promover un consumo eficiente de energía y de fuentes renovables tiene como meta reducir el 20% de la intensidad de energía utilizada en tiendas y centros de distribución de aquí a 2020. También cuenta con cinco proyectos cuya meta es lograr que la cadena se suministre al 100% con energía renovable.  

 

A la fecha, el grupo ha establecido numerosas plantas de tratamiento de agua y, por año, ha reducido el consumo de este recurso en alrededor de 8%. Por otra parte, cuenta con un programa de donación de alimentos y artículos cuya intención es llegar a la producción de cero residuos.

 

Superama lucha contra el hambre

Fundación Walmart de México realiza importantes donaciones monetarias y en especie. Gracias a ello, en 2014 atendió a 1,380 niños con problemas de desnutrición.

Otra manera que tiene de ayudar es a través del programa Productos. Éste impulsa el comercio de productos elaborados por habitantes de comunidades indígenas o en condiciones de pobreza que viven dentro del territorio mexicano y en centroamérica. La iniciativa reintegra a las comunidades el 100% de la venta de sus artículos en Superama, incluyendo la utilidad. Hasta ahora, ha ayudado a 80 comunidades en 11 diferentes estados de la República Mexicana. Asimismo, ha otorgado el financiamiento para la construcción de granjas, huertos e invernaderos de traspatio. En ese sentido, en conjunto con Fundación Ayú y TechnoService, se ha preocupado por capacitar técnica, tecnológica y financieramente a las familias rurales para que desarrollen proyectos de agricultura sustentable. Gracias a ello, el ingreso de estos productores mexicanos se ha incrementado aproximadamente en un 21%.

 

A través del compromiso de las empresas con los países en los que establecen sus comercios, resulta evidente que los países pueden ver crecer su economía sin dejar atrás, en este crecimiento, a las comunidades más vulnerables. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: