Empoderamiento económico femenino

Lileyna García Camargo / 2017-10-30

Es una palabra cada vez más usada en diversos talleres y artículos en la red. Se llama empoderamiento de la mujer al proceso por medio del cual las mujeres adquieren todo tipo de herramientas y capacidades que les permiten asumir una participación más destacada y activa en la sociedad, tanto a nivel personal como a nivel político y económico.

 

El empoderamiento femenino consiste, entonces, en infundir en las mujeres mayor autoconfianza, seguridad y poder para tomar decisiones, para resolver problemas y para organizarse y cambiar situaciones que las afecten directa o indirectamente.

 

Por ello, como parte de lograr un empoderamiento femenino de alto impacto, es importante poner especial atención en la parte económica. Aquí te digo por qué.

 

–El empoderamiento económico de la mujer disminuye la pobreza y mejora la calidad de vida de todos los integrantes de una comunidad. La mayoría de las mujeres no sólo busca su bienestar sino el de las personas que las rodean, más allá de sus familias.

 

–Contribuir al ingreso familiar permite que las mujeres tengan mayor incidencia en las grandes decisiones del hogar. Potencializa el papel de las mujeres como agentes de cambio social, ya que ellas destinan una mayor parte de sus ingresos a la educación, nutrición y salud de sus hijos, fomentando el bienestar de sus familias.

 

–De igual forma, la participación activa de cada vez más mujeres en actividades económicas contribuye a la solución de otros problemas que enfrentan las mujeres, como violencia doméstica emocional forzada o autoimpuesta, esto es, depender de otro económicamente sin importar si es pareja, hijo(s) o gobierno.

 

En resumen, el empoderamiento económico o libertad financiera es sumamente importante para que las mujeres vean sus propias ideas materializadas en un negocio o en un trabajo remunerado justamente, y eso las lleve a vivir con mayor seguridad y autoestima, y con un sentimiento de poder de elección.

 

Cada vez hay más opciones en el mercado de trabajos de medio tiempo y mejor pagados, incluso de incubadoras tanto regionales como vía online, pues el emprendimiento es una de las opciones que más permite libertad de tiempos para llevar un negocio propio y atender a la familia.

 

Si como mujer tienes alguna idea de negocio, no dudes en comenzar a desarrollarla, porque nuestra misión personal y nuestra pasión en la vida se pueden aplicar incluso en nuestro trabajo o negocio. (De eso te hablaré en otro artículo).

 

Si tu camino es emprender, quiero compartirte la iniciativa de DreamBuilder® que acaba de llegar a México. Se trata de una iniciativa con módulos de planeación completos, vía online y, en su primera generación, totalmente gratuita, con un reconocimiento por parte de la Universidad de Thunderbird de Arizona, además de un acompañamiento en sesiones grupales, durante noviembre, por expertos en las distintas materias.

 

Para más información da clic aquí e inscríbete en esta página.

 

Si eres hombre, comparte esta información con las mujeres que amas y que buscan empoderarse de esta manera. Permítete ver la grandeza, amor y dicha que una mujer económicamente empoderada puede permear a su alrededor.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...