¿El calentamiento global está incrementando los desastres naturales?

Harmonía / 2017-09-26

Actualmente el cambio climático, específicamente el incremento de la temperatura a nivel global debido a la emisión de combustibles fósiles, es una realidad aceptada por consenso entre los científicos. Pese a que algunas personas niegan esto, existe evidencia bastante contundente. Aunque los científicos entienden el amenazante proceso que está en marcha, no queda muy claro hasta qué punto el cambio climático ha empezado a afectar diferentes sistemas y fenómenos planetarios, entre ellos la producción de terremotos, erupciones volcánicas, huracanes y demás. Se desconoce qué tanto la Tierra es un sistema holístico, incluso hasta el punto de que cada fenómeno afecte a todos los otros fenómenos. Sabemos, eso sí, que las erupciones volcánicas y los terremotos están correlacionados, y por supuesto también los tsunamis y los terremotos.

 

Dicho eso, hay evidencia cada vez más clara en el sentido de que el calentamiento global, al llenar los océanos de energía (calor), está generando un incremento de huracanes y tormentas tropicales.

 

Los huracanes de categoría 5, como alcanzaron Irma y María hace apenas unas semanas (devastando Puerto Rico, entre otras islas), son considerados los eventos más destructivos de la naturaleza. Diversos datos muestran que los huracanes de categoría 3 y más están volviéndose un poco más comunes. En el Caribe, desde que se tienen registros en 1851, ha habido 33 huracanes de categoría 3 o más; 23 de ellos se han formado desde 1961 y 11 en los últimos 14 años. Los científicos teorizan que esto se debe a que los huracanes más fuertes requieren de un océano excepcionalmente caliente para intensificarse; estos destructivos sistemas aparentemente se están alimentando de las temperaturas del Caribe, que han alcanzados altos históricos en tiempo reciente. Según científicos del clima, desde 1970 los océanos han retenido el 90% de la energía excedente del calentamiento global. Este hervidero marino es un semillero de huracanes de alto grado.

 

En lo que respecta a los terremotos no existe una correlación estadística significativa entre la temperatura -y el calentamiento global- que haya sido observada por los científicos, ni tampoco una relación entre terremotos y tormentas solares, como algunos creen. Sin embargo, en los últimos años, los investigadores han desarrollado algunas teorías que sugieren que los huracanes sí podrían ser causa de sismos, aunque no inmediatamente, sino a través de un proceso de erosión.

 

Chi Ching Liu, investigador del Instituto de Ciencias de la Tierra de Taipei, ha encontrado una correlación entre los tifones (sistemas equivalentes a huracanes) y los terremotos, sugiriendo que una reducción de la presión atmosférica (lo cual caracteriza a estos sistemas del Pacífico) es suficiente para hacer que las fallas sísmicas se muevan y desprendan estrés acumulado -los terremotos se presentan debido a la liberación de energía acumulada-. No obstante, estos vínculos no serían inmediatos; un huracán podría causar un terremoto, pero meses o años después.

 

Según Shimon Wdowinski de la Universidad de Miami, en algunas partes de los trópicos, grandes terremotos tienden a formarse después de huracanes o terremotos excepcionalmente grandes; esto parecería haberse presentado en el terrible terremoto de Haití en el 2010, el cual podría habría tenido que ver con la erosión de la tierra producida por las tormentas del 2008. 

 

Ahora bien, si es que se puede afirmar que los huracanes están siendo un factor importante en ciertos terremotos, entonces, ya que existe una contundente relación entre el calentamiento global y los huracanes, parecería lógico decir que el calentamiento global es una causa (aunque indirecta) de los sismos. Esto, sin embargo, no significa que los sismos recientes en México hayan sido causados por huracanes o por el calentamiento global -y ni siquiera, que el sismo de 7 del septiembre esté relacionado con el del 19 de septiembre, por contraintuitivo que esto parezca-. Tuvimos dos grandes sismos el mismo mes; no obstante, al parecer éstos no están relacionados causalmente -al menos no desde el conocimiento que se tiene actualmente-. De cualquier forma, de continuar el calentamiento global, todo indica que veremos cada vez más desastres naturales, los cuales de alguna manera son reacomodos o reajustes en el sistema integral planetario.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: