Descubre cómo se forma una tormenta

Harmonía / 2017-04-20

Para conocer el significado de una cosa siempre es recomendable saber qué significa la palabra que la define; en términos lingüísticos, podríamos decir que se apela a su etimología. En este caso en concreto, tormenta proviene del latín, una lengua muerta y matriz de todas las lenguas latinas, como el francés, el español y el italiano; significa tormento, tortura o una situación caótica. El concepto tormenta en español está tomado del francés tourmente, cuyo sentido literal es borrasca súbita. Bueno, y ahora que sabemos qué significa la palabra "tormenta", es necesario que sepamos cómo se forma.

 

Las tormentas nacen de un tipo de nubes llamadas cumulonimbus, que son nubes de gran tamaño, en vertical, densas y potentes. Internamente están formadas por una columna de aire cálido y húmedo que se eleva y se mueve en sentido contrario a las agujas del reloj. Su base suele encontrarse a menos de 2 mil metros de altura, mientras que la cima puede alcanzar entre los 15 mil y los 20 mil metros de altura. Estas nubes se forman por una alta humedad en el ambiente y en presencia de una masa de aire caliente ascendente. En el agitado interior de una nube se acumulan poderosas cargas eléctricas. Para que se produzca la tormenta tiene que haber un proceso de electrificación en el interior de las nubes: las cargas positivas en la parte alta de la nube y las cargas negativas en su base. El aire es un aislante eléctrico, pero llega un momento en que es más poderosa la carga eléctrica en la nube que el aislamiento del aire y se rompe este aislamiento (tensión de ruptura), descargando rayos hacia la tierra. 

 

Te puede interesar: 6 formas de revertir el cambio climático

 

Las tormentas en esencia son un fenómeno natural, y en ese sentido no debemos considerarlas extrañas, pero sí debemos estar preparados para confrontarlas. Durante las tormentas, grandes o pequeñas, es pertinente que sigas los siguientes consejos:

  1. Nunca te refugies bajo un árbol, ni junto a una pared, ni mucho menos te guarezcas en lugares elevados.
  2. No corras, y sé prudente si tienes la ropa mojada.
  3. Aléjate de objetos metálicos.
  4. Aléjate de lugares abiertos y despejados.
  5. Sé prudente con los charcos.
  6. Desconecta todos los electrodomésticos.
  7. Si estás en tu hogar, será mejor que no uses el agua para nada.

 

Si sigues estos consejos, evitarás que atraer la energía eléctrica de las tormentas. 

 

Con información de Ciencias Naturales

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has estado presente en algún fenómeno natural relacionado con las tormentas?





Te podría interesar

Te podría interesar