Cuando no pasas el tiempo que quisieras con tu hijo

bbmundo / 2017-03-06

Cuando estaban esperando a su bebé seguramente imaginaron que su vida sería como en las películas: serían capaces de tener tiempo para su pareja, la oficina y sobre todo para estar con su hijo; sin embargo, el día termina y se dan cuenta de que los ratos que pasaron con el bebé fueron escasos o de plano no existieron. ¡No se torturen!

 

Aunque suene a cliché, en la actualidad es más complicado ser mamá o papá. Factores como el tránsito, las distancias y el estrés hacen perder valiosas horas que podrían utilizar para pasar tiempo de calidad con su familia. No obstante, existen nueve formas de estar presente, seas mamá o papá:

 

1. Sé la primera persona que vea al despertar y la última al dormir. Esto creará una rutina especial y hará que se sienta contento por el día que empieza o termina, ya que sabrá que siempre estarás ahí.

 

2. Aprovecha los ratos que tienes antes o después del trabajo y ayúdalo a bañarse, vestirse o simplemente permanece para decirle lo mucho que lo quieres

 

3. Siempre que te sea posible desayuna o cena con él, permítele participar y cuéntale cómo estuvo tu día, incluso si es un bebé de meses.

 

4. Tómate unos minutos para revisar sus tareas y felicitarlo si las hizo bien o se esforzó de manera especial.

 

5. Conversen sobre lo que hizo el día anterior y hablen de sus amigos, su maestra o sus actividades favoritas

 

6. Sorpréndelo llegando temprano. Utiliza la oportunidad para que jueguen en casa, salgan en bici, vean la televisión o le cuentes una historia.

 

7. Planea un paseo para el fin de semana. No implica que tengas que gastar muchísimo dinero; vayan al parque o simplemente al cine.

 

8. Haz todo por asistir a sus presentaciones escolares. Te sorprenderá lo contento que se pone al verte llegar.

 

9. Optimiza tu agenda con nuevas ideas para obtener tiempo extra, como hacer tus compras por internet o negociar con tu jefe que puedas entrar más temprano a trabajar para salir antes de lo habitual.

 

Por último, establezcan un juego que les permita saber –sin la necesidad de expresarlo verbalmente– cuánto se aman y extrañan al estar separados. Verás cómo esto es más importante que estar todo el día juntos, y que más valen instantes de profunda y completa conexión a muchas horas de desinterés.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué otra forma se te ocurre para pasar tiempo de calidad con tus hijos?

Te podría interesar

Te podría interesar