Conoce a Pando, el árbol más viejo del mundo que se ha clonado en 47 mil álamos

Harmonía / 2016-08-11

En el estado de Utah, Estados Unidos, existe un hermoso bosque con alrededor de 47 mil álamos que, al parecer, provienen todos de un único sistema de raíces repartido en 43 hectáreas. Es decir, en este lugar nacen álamos de manera individual genéticamente iguales.Este gran organismo lleva el nombre de Pando y es verdaderamente maravilloso. Es un ejemplo de la fuerza de la naturaleza y la coexistencia equilibrada dentro de ella.

 

 Desgraciadamente, Pando está muriendo, puesto que este conjunto de fauna, flora, así como los arboles -al menos los más antiguos-, están llegando al final de su existencia. Pando, de acuerdo al investigador de la Universidad Estatal de Utah, Paul Rogers, se está cayendo a pedazos ante nuestra vista. Los árboles viejos están muriendo, y los más jóvenes no encuentran las condiciones adecuadas para su supervivencia, muchos están siendo comidos.

 

En latín, Pando significa “extensión” o “extenderse”, pero poco es lo que está creciendo. Las condiciones actuales han puesto en peligro su pervivencia. Es muy probable que Pando sea uno de los organismos vivos más antiguos del mundo. Las investigaciones datan su edad de entre dos mil años a un millón de años.   Por otra parte, Rogers y sus colaboradores a fin de resguardar a Pando, crearon una valla de siete hectáreas de árboles nuevos, además trataron de estimular el crecimiento de los mismos con la quema de vegetación dañina. Luego implementaron un sistema de corte de álamos maduros, con el objetivo de lograr el brote de nuevos ejemplares.

 

Después de tres años, Rogers informó ante el Congreso Norteamericano para la Conservación Biológica en Madison, Wisconsin, que la zona de Pando donde plantaron la valla de árboles nuevos, contenía más de ocho veces de tallos por hectárea de área cercada. De acuerdo con Rogers:

 

“Fue una sorpresa el hecho de que podemos obtener muy buenos resultados con solo colocar vallas".

 

Por otro lado Sam St Clair investigador de la Universidad Brigham Young, ubicada en Provo, Utah explicó que:

 

 “Lo que funciona perfectamente para Pando, puede no ser funcional en otro lugar; la instalación de vallas alrededor de grandes regiones del oeste estadounidense o cordilleras enteras serían poco prácticas”.

 

 Además coincidió en que la instalación de vallas probablemente resulte factible en álamos de otras partes:  “A gran escala, no funcionaría”, además agregó que resulta demasiado costoso un proyecto de esas dimensiones. 


Si bien es cierto que para otros bosques el método de vallas arbóreas como forma de reforestación ecología no serviría, a Pando le ha caído bastante bien, tanto que ahora podemos considerarnos cómplices del crecimiento de esos tallos que se convertirán en álamos grandes y sanos. ¿Habías oído hablar de Pando?, ¿conoces algún otro sistema arbóreo parecido?, ¿cómo te hace sentir esta noticia?


Con información de New Scientist 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: