¿Cómo saber si alguien cercano a ti está deprimido?

Harmonía / 2016-07-13

La depresión puede ser engañosa, en ocasiones no es sencillo identificar la depresión en uno mismo, mucho menos percatarse si un amigo, hermano, novio, esposa, padre o colaborador la padece. Hay síntomas que pueden ser reconocibles e indicarnos que algo no anda bien, pero a la velocidad con que vivimos y los niveles de estrés a los que nos sometemos, nos impiden con frecuencia comprender las necesidades de alguien más. Sin embargo, debemos de entender que el bienestar del otro es tan importante como el nuestro, porque los lazos afectivos son cruciales para el desarrollo como personas, gozar de una buena salud y tener una mejor calidad de vida.

 

La depresión es una enfermedad que de acuerdo con el Royal College of Psychiatrists afecta al 20% de las personas. Es decir, 1 de cada 5 individuos la experimentan en algún momento de la vida. Aunque por sus características, el fenómeno influye en las vidas de quienes rodean a una persona deprimida: padres, hermanos, pareja, amigos, así como el entorno laboral y social. 

Si alguna persona cercana a ti muestra alguna o varias de estas actitudes, será mejor que no lo pierdas de vista.

 

1. Pérdida de interés en actividades que antes eran placenteras. 

Conocida también como “anhedonia”, está repentina pérdida de placer puede no ser general ni completa, pero si se conoce lo suficiente a la persona, resulta fácil de identificar. 

 

2. Dificultad para conciliar el sueño.

 Hay personas que tienen periodos de insomnio o que lo han padecido toda la vida y que más o menos  han aprendido a sobrellevarlo. Pero fuera de estos casos, las dificultades para dormir pueden indicar un problema más grave, sobretodo si se trata de un problema crónico o agudo. Claro que no toda falta de sueño es síntoma de depresión, pero es importante tenerlo en cuenta dentro del cuadro sintomático.

 

3. Cambio repentinos en la dieta.

 Esto puede ser comer mucho o comer poco y frecuentemente se refleja en variaciones del peso. También quienes se deprimen pueden optar por alimentos que regularmente no se consumían. Estos desórdenes alimenticios también pueden derivarse de un problema gastrointestinal, hay que tener eso en cuenta. Es pertinente acudir al médico de cualquier forma.

 

4. Enojo e irritabilidad.

 A una persona deprimida le cuesta mucho pasar el día. Obstáculos y desafíos ordinarios se vuelven más difíciles y le causan frustración y otros sentimientos relacionados con ello.  Esto puede ser muy difíciles para quienes están a su alrededor constantemente. Lo primero que puedes hacer es tratar de comprender que este tipo de cambios son un reflejo de su sufrimiento interior, por otro lado quien experimenta estas subidas y bajadas puede beneficiarse de comprender que no está sólo y hay especialistas pueden guiarle fuera de la depresión. 

 

5. Expresión de pensamientos negativos. 

Tú puedes sentir entusiasmo por un hecho y tu amigo devolverte al lado horrible de la realidad, metódicamente. Hay que tener cuidado de no tomar a la ligera a esa persona negativa y subestimar su sarcasmo. Quizá es que de verdad ve todos sus días de esa forma, grises y tristes. Será mejor escucharlo un poco, ahondar en su negatividad.  Por otro lado los sarcásticos no necesitan identificarse de más con esta forma de pensamiento, vamos es un recurso del humor y el humor es bueno, pero si en realidad es una forma en la que se le da salida a verdaderos sentimientos negativos que no se pueden expresar de otra forma será bueno buscar ayuda. Es difícil cortarlo cuando se está deprimido pero la realidad es que hay personas interesadas en desarrollar diferentes formas para ayudar a quienes sufren de este mal. Hay muchas herramientas y opciones.

 

Todo mundo puede tener un día difícil y sentirse agobiado y triste. Ahora imagina que hay personas para las que todo resulta difícil, siempre. Este puede ser un buen inicio si quieres ayudar a alguien cercano que está deprimido. Por otro lado recuerda que para él o ella es bueno saber que tú estás ahí. No dudes en buscar un momento privado para preguntarle como está, cómo se siente y recordarle cuan querido te es. Es importante dejarle claro que la depresión no lo hace débil o inferior, que es algo muy común y parte de la experiencia humana. Lo fundamental en estos casos es apoyarles y recordarles que hay opciones y esperanza, ya que esta última es la que nos proporciona fuerza y valentía para seguir adelante. Esto es a lo que se refería Martin Luther King cuando dijo:

 

“Debemos aceptar una decepción finita, pero nunca perder una esperanza infinita”. 

 

¿Te has sentido deprimido? ¿Reconoces alguno de estos síntomas en ti, en alguno de tus amigos, en tu pareja? ¿Cómo has solucionado tus periodos depresivos?

 

Con información de Norman Rosenthal 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: