Auroville, la eco-ciudad con forma de galaxia que busca espiritualizar al ser humano

Harmonía / 2016-03-23

En el estado de Tamil Nadu, en India, se erige Auroville, una ciudad destinada a cumplir la utopía espiritual de el místico Sri Aurobindo y de su pareja espiritual Mirra Alfassa (La Madre).  La "ciudad del amanecer" fue fundada en 1968 por Alfassa y diseñada por el arquitecto Roger Anger. Auroville propone ser un nodo para realizar un sueño de unidad  planetaria y reunir ciudadanos que quieran servir a la conciencia divina (sin embargo no impone una religión o sistema político, sino que practica una filosofía espiritual no ligada a un credo particular).

 

En Auroville se ensaya crear una sociedad autosustentable en la que el dinero no existe o solamente tiene un valor limitado en relación con el mundo externo, con el cual se realizan ciertas transacciones básicas, pero sin que este sea acumulado por los pobladores.  Como señala uno de los habitantes, en Auroville se modifica radicalmente el concepto de trabajar para ganar dinero, se trabaja para crear cosas de valor y se vive para desarrollarse internamente --esta es la esencia de la visión de Aurobindo, que la ciudad fuera una escuela perenne, en la que el ser humano es concebido como un ser transitorio, en vías de elevarse a un estado espiritual (se han trazado comparaciones notables entre la visión de Aurobindo y la de Teilhard de Chardin, quien creía en que la Tierra avanzaba hacia una espiritualización o el desarrollo de una capa de conciencia planetaria: la noósfera).

Según los estatutos consignados por La Madre: "Auroville es una ciudad universal en la que hombres y mujeres de todos los países podrán vivir en paz y en armonía progresiva, más allá de credos, políticas y nacionalidades. El propósito de Auroville es realizar la unidad humana.

 

Actualmente viven cerca de 2,500 habitantes de más de 50 nacionalidades y de todo tipo de clases sociales. Una especie microcosmos del planeta.  Indios, franceses, alemanes, holandeses e italianos son las nacionalidades más comunes, pero se pueden encontrar de todas partes, incluyendo, según un censo reciente, cuatro mexicanos. 

 

El corazón de la ciudad es un templo dorado en forma de esfera, llamado Mantrimandir, construido bajo principios de geometría sagrada en el cual los habitantes meditan.

 

Políticamente Auroville está regido por un grupo compuesto por residentes adultos, pero no tiene un orden jerárquico, se ensaya la igualdad pero con una estructura que respete los valores de la comunidad. Las propiedades que se construyen no pertenecen a los individuos sino a la ciudad. La ciudad provee para las personas que lo necesitan una mensualidad en dinero o bienes que permite la subsistencia.  El sistema económico evoluciona en función de cumplir el sueño fundacional de la ciudad y se adapta a las necesidades, es por ello, se sugiere, que el dinero no ha sido abolido completamante, pero la filosofía del lugar es que éste no tenga más importancia de lo necesario.

 

 

"El siguiente estado es uno en el que emergemos progresivamente más allá de la lucha de vivir devorándonos mutuamente y la supervivencia del más apto en esa lucha; puesto que se proudce cada vez más una supervivencia por ayuda mutua y un autoperfeccionamiento por adaptación mutua, intercambio y fusión. La vida es una autoafirmación del ser, incluso un desarrollo y supervivencia del ego, pero de un ser que tiene necesidad de otros seres, un ego que busca encontrarse e incluir otros egos y ser incluido en su vida. Los individuos y los agregados que desarrollan más la ley de asociación y la ley del amor, ayuda comunitaria, generosidad, afecto, camaradería, unidad, y que armonizan de manera más efectiva en un mutuo entregarse --el agregado incrementando al individuo y el individuo incrementando al agregado... serán los más aptos para sobrevivir en este siguiente estado evolutivo", escribió Aurobindo en su libro La Vida Divina 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar