Aeroméxico, ¿por qué es una empresa socialmente responsable?

Paulina Sánchez / 2017-11-22

Las Empresas Socialmente Responsables (ESR) son aquellas que cubren diversos requisitos relacionados con el compromiso social, económico y ambiental del país. En realidad, no es fácil que una empresa reciba el distintivo ESR por parte del Centro Mexicano de Filantropía (Cemefi). Existen diversas normas basadas en estándares mundiales y adaptadas a las empresas mexicanas que determinan si una empresa realmente se preocupa por su sociedad y su entorno. Actualmente hay mil 505 empresas registradas por el Cemefi, lo cual es motivo de orgullo. Esto es un indicador de que, cada vez más, las organizaciones se esfuerzan por implementar iniciativas de sustentabilidad, inclusión y labor social.

 

En su reporte de sostenibilidad 2015-2016 Aeroméxico indicó que logró reducir 23% de consumo de combustible en sus aviones. Asimismo, implementó iniciativas para disminuir las emisiones de gas invernadero y de CO2 mediante la renovación de una parte de su flota. Entre los equipos nuevos que adquirió hay 13 aviones Boeing 787-8 y 787-9 Dreamliner. Estas son naves más ligeras y equipadas con tecnología que permiten reducir el impacto ambiental tanto en términos de emisiones como de contaminación auditiva, la cual disminuye hasta en un 60%.

 

Por otra parte, Aeroméxico lanzó el programa “Vuela Verde”, en el que invita a los viajeros a hacer un donativo al comprar su boleto de avión. El dinero se utiliza para compensar la huella de CO2 generada por el trayecto seleccionado. Asimismo, favorece el desarrollo sustentable de la comunidad de Nuevo Becal en Campeche, así como la restauración de la biodiversidad de la selva maya. Quien gestiona estas iniciativas es la Asociación Civil Beta Diversidad, la cual aborda diferentes necesidades. Por una parte, mejora la alimentación de la comunidad a través de la creación de huertos familiares; también construye sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia; y finalmente, promueve proyectos para que la comunidad genere ingresos de manera sustentable.

 

Es tal el compromiso de Aeroméxico con la biodiversidad en el país y el mundo, que trabaja con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para detener el tráfico ilícito de especies. De hecho, Aeroméxico fue la primera aerolínea latinoamericana en firmar la Declaración de Buckingham. Mediante esta acción, adoptó una política de cero tolerancia del comercio y el tráfico ilegal de especies en peligro de extinción.

 

Aunado a esto, su programa A Favor de la Biodiversidad, en colaboración con Shark Rescue y My Ocean Ltd, hizo oficial, desde el 2013, la decisión de que Aeroméxico Cargo dejara de transportar aletas de tiburón. En la actualidad, 56% de las especies de tiburón están en peligro de extinción. Lamentablemente, sus aletas y dientes son ingredientes cotizados en la gastronomía y la medicina tradicional asiática. Peor aún, la extracción de estas partes es conocida por su crueldad y se estima que México es el sexto país exportador de aletas de tiburón en el mundo. Con su decisión, Aeroméxico, así como otras aerolíneas como Cathay Pacific Airways, Korean Airlines, Quantas, Air New Zealand y Fiji Airways, decidieron contribuir a la conservación marina.

 

Aeroméxico es una empresa mexicana que cuenta con cuatro pilares: ética e integridad, sostenibilidad, sociedad y voluntariado. Por ello, su participación no aborda solamente cuestiones de ecología. En su reporte más reciente aseguró haber dado apoyo a 38 organizaciones de la sociedad civil alrededor del mundo, otorgándoles boletos de avión para que pudieran viajar trabajadores y voluntarios que beneficiaran a comunidades en cuestiones de salud, educación, diversidad, arte, cultura, inclusión y medio ambiente.

 

Como punto adicional, Aeroméxico ha implementado diversas iniciativas sociales y laborales. Por ejemplo, involucra a sus empleados en su programa de voluntariado, y se preocupa por ofrecer a sus colaboradores condiciones de trabajo dignas y seguras. Para lograrlo, promueve un ambiente libre de acoso, discrminación o abuso, basándose, sobre todo, en el respeto. En cuanto a sus socios y colaboradores externos, busca mantener relaciones de negocio justas y libres de conflictos, siempre teniendo en mira la salvaguarda de los derechos humanos. Con todo esto, Grupo Aeroméxico es una de las empresas nacionales de las que México se puede sentir orgulloso.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: