7 cosas que pueden afectar seriamente tu matrimonio

Harmonía / 2016-10-20

Olvídate de las infidelidades y los problemas financieros, que por antonomasia son las principales causas del fracaso de los matrimonios. Hay otros aspectos en la relación de pareja que silenciosa y lentamente pueden echar al traste con esa sociedad que pensaste que duraría toda la vida.Aunque se hable menos de ellas son sumamente destructivas y probablemente tu matrimonio se encuentre experimentando uno o varios de los siguientes puntos.

 

1.Tú o él no pueden mantener a sus amigos fuera del matrimonio

Dicen que los amigos son la familia que elegimos y tener unos buenos amigos a veces nos salva de las dificultades que enfrentamos en la vida, pero es muy importante no involucrarlos con nuestro contexto matrimonial. Hay que entender que matrimonio y círculos de amigos son dos lugares diferentes que no deben confundirse.

 

2. Subestimamos la necesidad de contacto.

El contacto es la forma más sincera de demostrarle al otro que queremos su compañía, que la necesitamos, que nos gusta, y que por eso hemos decidido compartir nuestra vida. Pero mientras transcurre el matrimonio parece que vamos olvidando tocar a nuestra pareja. Revisa los dos últimos meses de tu relación, ¿cuántas veces has abrazado a tu pareja?

 

3.Tu pareja o tú no ayudan en la limpieza de la casa

Es necesario mantener la casa limpia y ordenada. Es una tarea que ambos deben procurar. La limpieza ayudará a mantener una buena salud física y mental, y un entorno cordial y armónico. No se vale que tu pareja se encargue de ello, son un equipo, no generes que te guarde rencor.

 

4. Nunca hablas de tu relación

No hay que dar las cosas por sentadas, ni intentar adivinar lo que el otro piensa y siente. De vez en vez es necesario hablar de la relación, arreglar los disgustos y también hablar de las cosas que les reconfortan. O sea, sentarse a hablar de la relación no significa forzosamente discutir, también pueden celebrar lo que les ha gustado, lo que admiran el uno del otro.

 

5. El síndrome del compañero de cuarto

Nos acostumbramos a las rutinas, y por más enamorados que nos hayamos casado, el matrimonio caerá en la rutina hasta el punto de que vemos a nuestra pareja como un compañero de cuarto. Cuando eso sucede, la pasión, el deseo, casi se terminan. Es necesario que se rompa la rutina para que no veas a tu pareja como un compañero de casa.

 

6. Dedicas más tiempo a tu trabajo que a tu pareja

Tenemos que trabajar para poder vivir, pero eso no significa que pongamos el trabajo por encima de las personas, y menos si se trata de nuestra pareja. Organiza tus prioridades, pero siempre consulta a tu pareja.

 

7. El sexo pasa a segundo plano

El sexo se vuelve cotidiano y dejas de practicarlo, porque dejas de disfrutarlo. Rompe con las rutinas. Date unas vacaciones y vuélvete a enamorar.

 

Con información de The Huffington Post

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

entorno/que_hacer_si_te_quedas_sin_trabajo_es_peor_que_quedarse_sin_wifi