5 formas en que la discriminación causa adicciones

Harmonía / 2017-11-08

Las adicciones siempre tienen un motivo detrás. Ya sea el alcoholismo, la adicción al tabaco, a la comida, a ciertas drogas o incluso al trabajo, una conducta adictiva suele implicar inseguridades y ansiedades de fondo en las personas.

 

En este caso queremos reflexionar sobre la discriminación como motor de la adicción, y por eso planteamos cinco formas en que la discriminación causa adicciones.

 

1. Contexto

Un estudio demostró mediante experimentos que las personas desarrollan una adicción cuando se encuentran en un ambiente hostil, y no cuando su ambiente las hace sentir cómodas. Si alguien sufre discriminación en su contexto es mucho más propenso a adquirir una adicción que si se encuentra en un contexto positivo y saludable.

 

2. Carencia afectiva

La discriminación hace que las personas sientan una carencia afectiva, cuya ausencia es vital para erradicar las adicciones. Por eso es tan importante dar amor y atención a quien tiene un problema de adicción.

 

3. Lazos positivos

Todas las personas necesitamos vínculos familiares, sociales o de pareja que sean positivos para alcanzar cierta plenitud personal. Cuando un individuo recibe discriminación por parte de esos lazos tiende a la adicción, pues carece del apoyo emocional que podría ayudar a que se detuviera.

 

Te recomendamos: ¿Has sufrido discriminación laboral? Estas son sus consecuencias

 

4. Autoestima

Si cualquier persona es expuesta a la discriminación, es evidente que su autoestima sufrirá las consecuencias. Una baja autoestima es un distintivo muy común en los individuos con adicciones. Si la persona misma no desea recuperarse porque no valora su ser, es difícil ayudarla.

 

5. Discriminación como causa y como consecuencia

Sucede también que la discriminación, además de ser una causa de adicciones, también es una típica consecuencia. Muchos de los individuos adictos a sustancias o actividades reciben discriminación por parte de su círculo social o familiar, e incluso a ojos de la gente en general.

 

Sigue con: 4 inesperadas consecuencias de la discriminación en la salud mental

 

Aprender a distinguir cuáles son los motivos detrás de una adicción puede ayudar a comprender y respetar a la persona que se encuentra en esta situación. No se trata de exponer las carencias que pueda tener alguien y potenciarlas, sino de identificar qué puede estar detrás de una adicción para colaborar a erradicarla. Por ejemplo, si sabemos que se puede tratar de una baja autoestima, lo mejor es ayudar a reconocer los rasgos positivos de ese individuo, o si se trata de un contexto particular, podemos ayudar a que la persona con adicciones salga de él. Todos necesitamos un apoyo, y aprender a brindarlo es muy enriquecedor.

 

No te pierdas: 5 mejores maneras para erradicar una adicción

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: