5 formas de identificar una relación codependiente

Harmonía / 2017-02-03

El amor puede enriquecer nuestras vidas, puede hacer que nos entendamos y que nos sintamos apoyados y acompañados, además de reducir el estrés. Las relaciones íntimas y saludables pueden incluso ayudarnos a vivir más tiempo. Pero la búsqueda del amor y el hecho de mantener una relación a veces pueden ser una fuente de dolor. En otras palabras: el amor no siempre es lo que parece. Desarrollar la identidad y un sentido de lo que queremos puede sonar trillado y a lugar común; sin embargo, construirnos como individuos a partir del otro es la base que necesitamos si queremos estar presentes en el mundo y mantener una relación sana con otra persona. Es ideal, entonces, aprender a convivir con nosotros mismos, para después poder establecer lazos con otros sin caer en la codependencia. Si no sabes cuáles son las características de una relación codependiente, estas son algunas señales para identificarla:

 

1. Sacrificas partes de ti mismo para complacer a tu pareja

Una relación saludable debe mejorar la persona que eres. Si te encuentras renunciando a partes de tu identidad estás haciendo poco por ti mismo y, de hecho, le haces daño a la relación. Los individuos en relaciones codependientes esperan reciprocidad en este sacrificio, regularmente no lo consiguen y terminan sintiéndose heridos, abandonados y resentidos.

 

2. No entiendes que hay límites

Las relaciones tienen límites. Si en tu relación no hay pautas que establecen un estándar para una cantidad saludable del tiempo que le dedicas a tu pareja, podrías estar sentando las bases para una relación de codependencia. Una relación saludable trata de mantener el equilibrio en la vida de ambos.

 

3. Te resulta difícil o intimidante hablar de lo que piensas

Si te resulta incómodo decir lo que piensas porque tienes miedo de ser juzgado o tal vez te preocupa que lo que dices no es lo que la otra persona quiere oír, en realidad te estás privando de la oportunidad de tener una relación honesta. La falta de voluntad para ser honesto puede ser contraproducente y, a su vez, puede hacer que te cuestiones el nivel de honestidad del otro.

 

Te puede interesar: Pequeños cambios en tus relaciones que te ayudarán a mantener tu individualidad

 

4. Estás obsesionado con el control la relación

Una relación sana significa una relación de trabajo entre los dos. Parte de eso incluye ser capaz de aceptar el hecho de que no puedes saber exactamente cómo van a salir las cosas y navegar (y disfrutar de) ese misterioso viaje juntos. Siempre debe existir un dejo de incertidumbre.

 

5. Experimentas un intenso temor de perder a tu pareja

Si tienes algo bueno no debes perderlo, pero a veces es necesario dar un paso atrás en la relación y recordar que vas a estar bien con o sin esa persona. Es importante reconocer que nuestra pareja no es la salvación; si ves a tu pareja como un bote salvavidas, seguramente siempre te sentirás hundido. Tu pareja no puede cargar con tu peso. Es necesario y prudente no caer en una relación de codependencia si quieres ser feliz y que ese estado dure por un buen tiempo, porque hay relaciones más longevas y otras que duran poco. 

 

Con información de Mind Body Green 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar