5 formas de detectar a una persona manipuladora

Harmonía / 2017-01-16

Cuando hablamos de manipulación nos referimos al intento deliberado de influenciar la conducta y/o las acciones de alguien más. La manipulación en sí misma no tiene una brújula moral, de tal forma que puede tratarse de alguien tratando de manipular a un amigo para que haga cambios saludables en su vida y se aleje de conductas, hábitos o relaciones tóxicas, pero también se puede tratar de alguien intentando manipular a una persona para hacer algo en contra de su bienestar o voluntad. Este tipo de coerción puede ser sutil pero es sumamente pernicioso ya que los manipuladores suelen aprovecharse de los puntos débiles de los demás, explotando los patrones emocionales de culpa, inseguridad, apego o hábitos de las personas. Aprende a reconocer a los manipuladores en tu vida

 

1. Observa cómo maneja la información cuando se comunica

Especialmente cómo maneja los hechos: si intenta manipularlos puede ser que también esté tratando de manipular tu punto de vista, especialmente si trata de abrumarte con información, detalles y datos. Algunas formas de manipular la información son las excusas, las mentiras, la omisión de información y la exageración o distorsión de los hechos. 

 

2. Nota si la persona en cuestión es siempre la víctima

Si en su narrativa él o ella es siempre la víctima puede ser que estés enfrente de un manipulador, sobre todo si te hace sentir culpable de lo que le pasa. Cuando la otra persona te hace sentir responsable por su conducta te pone en control de su felicidad y emociones, de tal manera que te sientes obligado a hacer ciertas cosas con las que no estás de acuerdo con tal de “hacerla feliz”. 

 

3. Te pide mucha información pero habla poco de sí mismo

Esto es típico de los manipuladores, pues así obtienen información sobre tus puntos de vista, fortalezas y debilidades. Es posible que  te hagan preguntas sobre tus sentimientos u opiniones, ya que después basarán sus acciones en la información obtenida. Los manipuladores no suelen revelar mucho sobre ellos mismos, sino animar a los demás a hablar. Si en la mayoría de las conversaciones la atención se centra en ti y cuando le haces preguntas igualmente personales cambia el tema, es posible que se trate de un manipulador. 

 

4. Su gentileza no es incondicional 

Si este individuo se porta bien contigo cuando haces lo que quiere pero pierde la cabeza cuando haces lo contrario, por lo cual tienes miedo de no cumplir sus expectativas, es momento de que te des cuenta de la manipulación. Tus relaciones no deben estar basadas en el miedo a la reacción del otro. 

 

5. Te hace sentir juzgado

Puede ser a través de bromas o comentarios sarcásticos sobre tu apariencia, tu ropa, tus posesiones, tu estatus social o tu familia. No importa de qué se trate, los manipuladores te hacen sentir que hay algo malo contigo o que siempre haces las cosas mal, en lugar de darte una crítica constructiva. El punto de este tipo de conducta es atacar tu autoestima para que dejes de lado tu poder personal y seas más fácil de controlar. 

 

Con información de Psychology Today

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Conoces otras formas de detectar a un manipulador?

Te podría interesar

Te podría interesar