5 exóticos rituales de cortejo que seguramente no conoces

Edmeé García / 2016-07-06

Estar enamorado con frecuencia se asocia con todo tipo de comportamientos inusuales y hasta descabellados. Puede ser que en el mundo occidental persistan las nociones románticas del amor donde ciertos códigos son casi lugares comunes que todos pueden entender. Pero tanto los rituales de cortejo como los matrimoniales están regidos por convenciones culturales, lo cual significa que aquello que unos les parece puro sentido común, deseable y perfectamente normal, a otros les puede parecer totalmente absurdo.  De tal manera que para poder decodificar los significados detrás de las acciones y los gestos de otra cultura, necesitamos conocer primero las reglas o las convenciones. De lo contrario estaremos interpretando las cosas en base a conjeturas que pueden estar muy alejadas de la realidad.    Para ilustrar este punto diseñamos esta lista de 5 exóticos rituales de cortejo practicados en diferentes lugares del mundo. 

 

1. Bolas de arroz en China.

Al sureste de China habitan los Miao que tienen un método único para expresar su amor. En abril suelen llevar a cabo su equivalente del día de San Valentín, durante el cual las mujeres visten atuendos vistosos y complejos y cocinan mucho arroz de diferentes colores, los cuales simbolizan las 4 estaciones del año.  Luego, colocan el arroz en un pañuelo que entregan a sus pretendientes, cuando estos les llevan serenata.  Si el hombre desea conocer los sentimientos de la chica debe abrir el pañuelo y hurgar en el arroz. Si encuentra dos palillos rojos las noticias son buenas: a ella también le gusta. Si sólo encuentra un palillo, significa que la chica ha decidido negarse cortésmente.  Finalmente, si lo que encuentra es un ajo o chile significa que ella lo ha rechazado tajantemente. Pero si ella aún no se decide, pondrá una rama de pino, para darle a entender que lo estará esperando si es que le lleva más regalos. 

 

 

2. Bailes masculinos en África.

En África, los hombres de la tribu Wodaabe, valoran la belleza y pasan la mayor parte de su día acicalándose y adornándose para resaltar su atractivo a los ojos de las mujeres. Durante el festival anual de cortejo llamado “Gerewol”, el cual dura una semana, los hombres se visten y arreglan lo más posible y se embarcan en una competencia de baile. Los competidores deben formarse en una sola fila y  bailar mientras que son observados por las mujeres. Existe un panel de jueces que usualmente está conformado por 3 mujeres encargadas de elegir a los ganadores basándose en su habilidad y su apariencia. Por cierto, esta no es una proeza sencilla, ya que los bailes pueden durar muchas horas al día y se llevan a cabo bajo un calor agobiante. 

 

 

3. Chozas del amor en África y Cambodia. 

Para algunos padres la idea dejar que su hija pase una noche con un pretendiente puede resultar escandalosa. Sin embargo, algunos grupos étnicos consideran esto una tradición. Por un lado están los zulúes en África y por el otro la tribu Krung de Cambodia. Empecemos por el rito zulú. Durante la fase final del cortejo, el padre de la chica pretendida construye una choza separada donde ella se puede encontrar con su pretendiente durante la noche. De esta manera el padre no permite al pretendiente entrar en su casa, lo que significa que no reconoce la relación y este reconocimiento sólo sucederá cuando el padre le indique a su hija que obtenga ganado de su pretendiente.  Por otro lado la tribu Krung no sólo estila construir chozas para sus hijas, también las animan a estar con cuantos chicos prefieran hasta que finalmente encuentren su verdadero amor. Interesantemente los índices de violación y divorcio son prácticamente inexistentes entre los miembros de la tribu. De hecho la independencia sexual parece ser el secreto de las relaciones fuertes y duraderas.

 

4. Investigaciones a fondo en Japón.

Los discretos japoneses han recurrido durante generaciones a una práctica que lleva el nombre de "omiai  ". Para los ajenos a esta tradición puede parecer que simplemente se trata simplemente de un matrimonio arreglado, sin embargo, es un proceso muy complejo. Ya que antes de cualquier cita o presentación el casamentero ha de realizar una verificación completa de antecedentes  del hombre, la mujer y su familia, después hay un intercambio de fotos entre los candidatos.  Este tipo de investigación tiene como objetivo asegurarse de que las familias son compatibles para prevenir conflictos posteriores.  El "omiai" nació durante los tiempos feudales y era utilizado como método para crear alianzas políticas. Sin embargo después de la Segunda Guerra Mundia su popularidad disminuyó , ya que las influencias occidentales llevaron a las jóvenes generaciones de japoneses a desear citas al estilo europeo.  Pese a esto sigue llevándose a cabo aún hoy en día, especialmente por los miembros de la clase alta. 

 

 

5. Silbidos de amor en México. 

Los Kikapúes de México ha utilizado los chiflidos para llevar mensajes dulces a los oídos del ser amado.  Los chiflidos usualmente ocurren dentro de la villa, durante el crepúsculo  y son una forma en la que las parejas se ponen de acuerdo par encontrarse más tarde. Para evitar confusiones las parejas tienen sus propios tonos que les permiten conocerse fácilmente.  Además los enamorados deben de crear su propio código ya que los chiflidos pueden ser escuchado por cualquier persona y sólo esto evitará que su mensaje caiga en oídos indiscretos. Chiflar es algo relativamente reciente ya que  hasta 1915 los Kikapúes no usaban silbidos sino el sonido de una flauta. 

 

Todos estos ejemplos nos dejan claro que las demostraciones de afecto, atracción, interés o amor son diferentes para cada cultura, ya que cuando de humanos se trata, lo que encontramos es un crisol de expresiones distintas. De tal manera que no hay una respuesta correcta única, sólo múltiples caminos. Aunque todos pretendan llevar al verdadero amor. 

 

Con información de List Verse.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar