5 cosas que debes aprender para criar una hija

Harmonía / 2016-11-01

Este artículo no se trata sobre cinco cosas que debes enseñarle a tu hija, sencillamente porque nadie puede enseñar lo que no sabe, el ejemplo es el mejor maestro y nuestros hijos e hijas recordarán mucho mejor nuestras acciones que nuestras palabras. Es por eso que hemos decidido enumerar las cinco cosas que debes aprender primero, para después poder enseñárselas a tu hija.

 

1. No existen ropa, juegos ni juguetes que "no sean para niñas"

Las niñas pueden jugar con lo que ellas quieran y vestir como ellas prefieran, no hay ropa o juguetes más o menos adecuada para niñas por más que la industria de la moda y el entretenimiento se empeñe en hacernos creer lo contrario. Las niñas pueden jugar con muñecas y lucir hermosos vestidos una tarde y querer ser pilótos de Fórmula 1 o Batman a la siguiente. ¡Y ambas cosas están bien! La única forma de no limitar la identidad de nuestras hijas es aprenderlo primero nosotros.

 

2. Las niñas no son más "lloronas"

Si crees que las niñas lloran por todo o son mucho más sensibles que los niños es muy probable que tu hija termine llorando por todo y siendo mucho más delicada que un niño, pero no porque esté determinado por sus caracteres sexuales sino porque ¡tú se lo enseñaste! No, no se trata de que se lo digas explícitamente (aunque muchas veces sí ocurre) sino de que actues tomándolo por cierto. No predispongas el caracter de tu hija ni trates de adecuarlo a tus prejuicios.

 

3. Las niñas no se ven más bonitas calladas

Otra cosa que debes aprender es que las mujeres tienen mucho qué decir y, sobre todo, tienen derecho a decirlo. Nunca, por ningún motivo desestimes las opiniones de tu hija o la mandes callar. El autoestima de los niños es sumamente frágil y si ella aprende que su palabra no tiene valor o no será escuchada el daño será irreversible. Confía en tu hija para que puedas enseñarla a confiar en ella misma.

 

4. No existen las niñas "marimachas"

Una niña que prefiere un balón de futbol a un juego de té o que pasa las tardes trepada en los árboles en lugar de confeccionando ropita para sus muñecos no quiere ser niño ni se va a volver lesbiana ni niguno de los prejuicios que muchas veces repetimos sin darnos cuenta. Las personas somos todas distintas, algunas somos activas y otras pasivas, algunas amamos el rojo y otras lo odian, el género no nos define, mucho menos de niños. 

 

5. El abuso y el acoso ocurren en casa

Recientes estudios sobre abuso infantil señalan que en el 80% de los casos los agresores eran familiares o personas conocidas y cercanas a la familia. La mayoría de los padres creemos que los abusadores de niños son enfermos solitarios que acechan en los callejones, cuando en realidad son personas comunes y corrientes con las que convivimos todos los días. Si deseas proteger a tu hija, es importante que lo sepas y que hables con ella al respecto para que sepa que siempre la vas a apoyar y, sobre todo, a creerle.

 

Lee: El acoso no es un fenómeno natural, es un hecho violento

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué otro valor crees que es importante enseñarle a una niña?

Te podría interesar

Te podría interesar

entorno/quieres_ayudar_al_desarrollo_intelectual_de_tus_hijos_deja_que_se_aburran