5 cosas por las que una mujer nunca debería disculparse

Harmonía / 2016-05-12

El mundo bombardea a las mujeres con todo tipo de mensajes contradictorios: deben ser sexys pero no fáciles, extrovertidas pero sin perder el recato, exitosas pero no tanto que intimiden a los hombres, decir lo que quieren pero sin incomodar, tener una familia pero también una carrera... Y, además, deben hacer todo esto mientras su cabello y sus dientes lucen brillantes,  sus axilas no tienen manchas y ya dejaron lista la cena para toda la familia. ¿Algo más? 

 

Este ideal de "súper mujer" solamente genera frustración ya que nos hace creer que el mundo está a nuestro alcance y que si no lo tenemos todo es porque no nos esforzamos lo suficiente. Incluso algunas activistas afirman que se trata de una estrategia para  desviar la atención de los verdaderos problemas que enfrentan las mujeres en la actualidad, como el acoso callejero, la desigualdad salarial y la violencia. 

 

Un buen ejercicio para comenzar a liberarte de ese ideal nocivo e inalcanzable es dejar de sentir la necesidad de disculparte por todo: tanto por lo que eres como por lo que no eres. Estas son las cinco cosas por las que debes dejar de pedir perdón ahora:

 

1. Ponerte a ti primero. Toda tu vida te han dicho que tienes que cumplir tus sueños, sin embargo, cuando eso significa ir en contra de la voluntad de tu familia o de tus seres queridos, te hacen sentir culpable. Es momento de dejar de disculparte por tomar tus decisiones basándote en lo que tú quieres y necesitas. 

 

2. No ser lo que tus padres/novio/amigos esperaban. ¿Estudiaste algo que tus padres no aprueban? ¿A tu novio no le gustan tus amigos o tu trabajo? ¿Tus amigos se enojan cuando no estás disponibles para ellos? Ni modo. Tu vida no se trata de darle gusto a los demás. 

 

3. Querer más. Estás en una relación o en un trabajo que no te satisface pero tienes miedo de dejarlo porque se han portado bien contigo. No lo pienses más. Tienes derecho a tener el trabajo o la pareja que realmente quieres y a no conformarte. Quizá haya personas a tu alrededor que intenten convencerte de que es mejor quedarte con lo que ya tienes seguro, pero sólo tú en tu interior sabes lo que realmente deseas.

 

4. Decir que no. No permitas que nadie te manipule o te haga creer que no sabes lo que es mejor para ti. Si no deseas hacer algo o estar con alguien no tengas miedo de decirlo y de hacer valer tu palabra. No significa no y nunca debes avergonzarte por decirlo.

 

5. Decir que sí. ¿Te gusta alguien pero tienes miedo de que te tache de "fácil" si se lo dices? Nunca te disculpes por decirle que sí a aquello que quieres. Recuerda, la gente no puede leer tu mente, si quieres que algo pase, tienes que aprender a decirle que sí.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar