5 beneficios físicos y emocionales de tener mascotas

Sandra Nieto / 2016-06-07

Además de haberse convertido en parte de la familia, las mascotas aportan grandes beneficios a las personas que conviven con ellas, incluyendo mejoras en la salud física y mental.

 

A continuación te contamos más sobre cinco aspectos que mejoran cuando te relacionas con un animal de compañía, así que, si aún no tienes una mascota en casa, quizás al terminar de leer te animes a hacerlo.

 

1. Ayudan a tu corazón

 

No sólo por el amor que te dan, sino físicamente, las mascotas son benéficas para tu corazón. Según un estudio realizado por la Asociación Americana del Corazón, las personas que tienen mascotas en casa tienen menos riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, aumentan su probabilidad de sobrevivir a un infarto, y el solo hecho de acariciarlos tiene un efecto relajante que reduce la frecuencia cardiaca.

 

2. Disminuyen el estrés y aumentan la felicidad

 

Si tienes un animal en casa, seguramente has notado que, por malo que haya sido tu día, cuando llegas y pasas un tiempo con él, te sientes mejor y tu ánimo mejora. Esto se debe a que su presencia ayuda a reducir el estrés, según lo conforma una investigación realizada por el equipo de la psiquiatra Sandra Baker de la Universidad Commonwealth de Virginia.

 

En el estudio se midieron las ondas cerebrales de personas que tienen perros antes y después de pasar un rato con ellos. El resultado fue que, después de convivir con los animales, sus dueños experimentaban un aumento en la frecuencia de las ondas asociadas a la relajación, mientras que el nivel de cortisol, conocido como la hormona del estrés, disminuyó.

 

Po otro lado, la compañía de una mascota libera una descarga de oxitocina, conocida como la hormona del amor, la cual produce una sensación de bienestar, refuerza el vínculo afectivo e induce sentimientos positivos, es decir, es un antídoto contra la depresión y te pone feliz.

 

3. Hacen que tu organismo sea más sano

 

Los niños que crecen con la compañía de una mascota desarrollan un sistema inmunológico más resistente y reducen el riesgo de padecer alergias y asma.

 

Un estudio finlandés confirmó que los bebés que conviven con canes sufren un 30% menos de enfermedades respiratorias y un 50% menos de infecciones de oído, mientras que una investigación del Instituto Médico de Georgia, en Estados Unidos, encontró que los niños que conviven con estos animales sufren un 50% menos de alergias y un 45% menos de asma.

 

Por otro lado, un grupo de investigadores y científicos de Estados Unidos se encuentran realizando un estudio con el que pretenden demostrar su hipótesis de que los perros benefician la microbiota de los humanos que conviven con ellos, lo cual podría deberse a que los microbios presentes en el aparato digestivo de los perros tienen un efecto probiótico en el organismo humano, fomentando el crecimiento de elementos positivos para la microbiota.

 

La microbiota intestinal es un ecosistema compuesto por millones de microorganismos que son benéficos para la salud y que se encuentran en el intestino humano. Su principal función consiste en la fermentación de los alimentos que no se digieren (como la fibra vegetal), además de que producen ácidos grasos, vitamina D y K, favorecen la recuperación y absorción de calcio, hierro y magnesio. Por otro lado, previenen la invasión de los microbios patógenos que se ingieren con los alimentos.

 

4. Te ayudan a estar en forma

 

Cuando tienes un perro es necesario sacarlo a correr, a jugar, o al menos a caminar, así que también tú empiezas a realizar más actividad física, lo cual mejora tu salud y te ayuda a estar en forma.

 

Para comprobar esto, una marca británica de productos para mascotas realizó un estudio en el que registró el tiempo promedio que dedican las personas para pasear con sus perros, el cual es de cinco horas y 38 minutos a la semana, mientras que el tiempo que dedican para ir al gimnasio no supera las dos horas semanales.

 

5. Alivian la soledad y refuerzan la autoestima

 

Los animales son un silencioso apoyo que reconforta en los momentos de soledad y tristeza, esto los convierte en una excelente compañía, sobre todo para personas de edad avanzada que se quedan solas en casa.

 

Además, mejoran la socialización de sus dueños, ya que se convierten en un elemento que propicia iniciar una conversación con quienes se acercan para acariciar al perro, o con los demás dueños de animales que pasean por la misma zona.

 

Por último, tener un animal doméstico refuerza tu autoestima, ya que a ellos no les importa cómo eres o cómo luces, no te juzgan ni te critican si te equivocas, te hacen reír con sus gracias y, lo mejor -sobre todo si tienes un perro-, siempre que llegues a casa te recibirá como si fueras la estrella de rock del momento, y eso, le sube la autoestima a cualquiera.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar