5 aspectos tóxicos de una relación de pareja que no debes normalizar

Harmonía / 2016-09-15

Nos enseñan a aprender. En la escuela y en la casa siempre nos están diciendo que debemos aprender para la vida. Nos educan para ser unos buenos ciudadanos y para tener un oficio y profesión; para que tengamos una forma de subsistencia. Nos enseñan matemáticas, ciencias, civismo, lengua; nos enseñan a practicar alguna actividad física. Pero nunca nos enseñan a manejar nuestras emociones, a enfocarnos sentimentalmente. Nos enseñan educación sexual, cómo protegernos de enfermedades y embarazos, incluso lo que acontece biológicamente con nuestros cuerpos respecto al sexo, pero a nadie se le ha ocurrido enseñarnos cómo abordar una relación amorosa, cómo distinguir lo que nos conviene de lo que nos afecta. Nadie nos ha ensañado a amar y ser amados. ¿Qué es una relación autodestructiva y qué es un buen noviazgo o matrimonio? Nadie nos ha preparado para ello. Solo nos han dicho que debemos emparejarnos, porque es la estructura social reinante y aceptada en todo el planeta y porque así se conserva la especie. 

 

Como nadie nos instruye y aprendemos a modo de prueba y error, consideramos que lo que ocurre en la relación de pareja es normal, todo lo que ocurre, incluyendo lo que nos hace daño. Pero no, como una relación de pareja requiere sobre todo de tener un buen socio en la vida, ello implica que nuestro socio haga todo lo posible porque las cosas lleguen a buen puerto y funcionen. Claro, nosotros debemos de corresponder a ese papel. Por eso hay que identificar los aspectos que consideramos normales, pero que finalmente son síntomas de que nuestra relación simplemente es más destructiva que amorosa.

 

1.Escenas de celos.

 Es falso que los celos sean un indicador del amor. Los celos indican que nuestra pareja es una persona insegura, posesiva y autoritaria, y que probablemente nos considere un objeto de su posesión. Si en tu relación los celos son recurrentes, deberías de reconsiderarlo.    

 

2. Que tu pareja te culpe o responsabilice de sus emociones. 

Si tu pareja suele decirte “eres la causa de mi felicidad”, cuidado, porque está a solo una paso de decirte que eres la causa de su tristeza. Y no es así. Cada persona es responsable de sus emociones, no puede culpar o premiar a su pareja por lo que siente.

 

3. Restringir tu medio social.

 El amor de pareja o romántico no lo es todo en la vida. Necesitas de tus amigos. No es normal que tu pareja trate de prohibirte o alejarte de tus amistades. ¿O considerarías normal el aislamiento? Es normal que cuando la relación empieza o durante ciertas temporadas pasen mucho tiempo juntos y el mundo alrededor parezca difuminarse, pero esto es diferente a enfrentar  prohibiciones explícitas y sistemáticas para relacionarse con otros. 

 

4.Premiarte o castigarte.

 Una relación no es una clase donde se te premie o castigue por tu desempeño. No es que hagas las cosas bien o mal, es que haces las cosas como mejor te parecen y no a satisfacción de los demás. Es decir que, no siempre puedes buscar la aprobación de tu pareja a tus decisiones, eso no quiere decir que no escuches su opinión o no la tomes en cuenta, sino que al final debes tomar decisiones como individuo.  Tu pareja no puede premiarte o castigarte dependiendo de su criterio. Eso no es normal.

 

5. Tu pareja manda y tu obedeces.

Tú pareja no es el líder de la relación, tú no eres el subordinado. Una relación no se trata de que el otro te indique la forma de vestir o qué debes comer. 

 

Cualquiera de estas cinco situaciones indica que tu relación no va por buen camino, en el sentido de que probablemente sea más tóxica que nutricia.  Si consideramos que en una relación dos personas conforman un núcleo y una forma de estar en el mundo. Si adviertes uno o más de estos síntomas, será mejor que replantees y platiques con tu pareja la forma de relacionarse para tratar de reestructurar su romance.¿Has notado alguna de estas situaciones? 

 

Con información de QUARTZ 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: