3 graves consecuencias de tirar basura en el mar y cómo revertir sus daños

Harmonía / 2016-08-15

Cuando llegan las vacaciones la mayoría de las personas solemos correr a la playa. El clima, la calma y todo lo que el maravilloso mar ofrece ayudan para renovar al cuerpo y la mente de inmediato. Sin embargo, cuando la diversión termina, el problema inicia.

 

La basura que se encuentra en los mares y océanos es mucha más de la que imaginamos. Existe en todos los lugares del mundo y los desechos llegan a zonas lejanas a las costas donde están los humanos, quienes, evidentemente, somos causantes de este problema. Y por si fuera poco, la basura en mares y océanos requiere de muchísimo tiempo para su degradación. Por eso cada vez es más la basura acumulada y este fenómeno tiene consecuencias graves.

 

La contaminación del mar produce daños principalmente en la economía, la salud y la biodiversidad, aunque sus consecuencias son muchas más.

 

Economía

Los ingresos generados por el turismo pueden disminuir por mala publicidad si una playa está sucia, además de que deberá invertirse dinero en su limpieza, y que los productos que se obtienen del mar (como pescados para venderse) son dañados. También aumentan los gastos en combustibles y equipos para navegar por los océanos pues el tránsito se complica cuando hay basura en el camino.

 

Salud

La contaminación que genera una playa sucia afecta la salud de las personas y las especies que habitan ahí. Por ejemplo, los plásticos contienen toxinas como DDT, BPA y otros pesticidas que se adhieren a pequeñas partículas que pueden ser ingeridas por personas o animales.

 

Biodiversidad

La contaminación en mares y océanos produce una grave pérdida en la biodiversidad. Por ejemplo, los equipos de pesca que son olvidados o tirados al mar siguen picando y lastimando a las especies que ahí habitan. La basura en general dificulta la navegación e impide el correcto flujo en la vida de los animales del mar y las mismas sustancias que pueden dañar la salud de los humanos, también afectan a las especies marinas.

 

La combinación de las tres áreas puede hacer que el mar deje de ser un regalo de la naturaleza para convertirse en un serio problema.

 

Aunque existen muchos factores de por medio, como la infraestructura de un lugar, las políticas ambientales, las costumbres culturales y hasta la desinformación, el hecho es que la basura de los mares y océanos es producida por el humano. Ya sea de manera accidental o con intención, la responsabilidad es completamente nuestra y cada uno de nosotros debe cooperar para generar una diferencia. Cuando visites el mar, ten mucho cuidado con la basura que generas y evita dejarla sobre la arena o el mar, también puedes ayudar recogiendo los desechos que encuentres en el camino para dejar el espacio más limpio y, si tu pasión es grande, puedes convertirte en un voluntario para limpiar las playas. Hay varios programas ya establecidos para hacerlo, pero también sembrar esta idea entre tu comunidad, quizá pueden emprender un viaje dedicado a limpiar playas. Sería una forma divertida de pasar un tiempo ayudando a la comunidad y al planeta. 

 

Sigue con Top 5: formas para reducir tu huella ecológica

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar